De Primera no se va

0 398

Argentino fue superior durante el primer cuarto y mitad del segundo. A partir de allí, el que manejó el timón fue Estrella, que pasó al frente 28-29 a 5m42s del descanso largo y nunca más corrió por detrás en el marcador.

El celeste consumió sus energías entre fines del 2ºC y todo el 3ºC, viéndose muy por detrás en el marcador. El auriazul llegó a disponer de una ventaja de 25 (45-70 cerró el 3ºC) y el desarrollo del último acto se hizo solamente para cumplir, ya que terminaron copando el rectángulo los juveniles de ambos bandos.

Un Argentino que dejó bien en alto el nombre del club en dos grandes contiendas frente a Bahía Basket y Estrella, no tuvo más remedio que sacar la bandera blanca, quedando a las puertas en ambas.

Para los del barrio San Martín, es tiempo de suspiro, paz y alivio al verse nuevamente compitiendo entre los mejores durante 2020. Para ello, ya arreglaron la continuidad del coach Luciano Deminicis, confirmaron el retorno a la entidad del base Damián Carci, buscan a un interno y esperan renovarle a la mayoría del plantel.

Ni el agobiante calor hizo mella en Argentino, en el comienzo de la velada, cuando pareció retomar las cosas donde las dejó el lunes, tras su único triunfo de la llave en cancha de Villa Mitre.

El «local» tomó la delantera con Seba Martínez (doble+triple) en alto nivel y los hermanos Fausto y Segundo Vasconcelo haciendo de las suyas, razón por la cual tomó distancia de 22-17 en la recta final del segmento abridor.

Enfrente, el que salió a dar la cara fue Nahuel Cámara (6 pts+2 reb), evitando que la diferencia se agigantara.

Para el siguiente lapso, en 2m36s Argentino mantuvo la renta (28-23) con gol de Luciano Orellano.

No obstante, Lucho Deminicis reordenó a la tropa y los pupilos despertaron: Julián Horvath encestó (2-3 t2), el ingreso de Bruno Rosso (1-1 t3, 2-2 t2 y 1-1 t1) fue inmejorable, Cámara (2-2 t2+2-2 t1) siempre hace foco y el quinteto respondió mejor con Charly Nador.

De ese modo, el «huésped» pasó al frente por 28-29 a 5m42s del entretiempo. Es más, con una racha de 18-2, estiró su brecha a 30-41, mientras se percataba como se iba deshilachando su oponente.

Argentino es un equipo que pelea siempre, pero estoy contento porque los dos partidos que ganamos en Olimpo, los ganamos bien. Demostramos que somos mejores ganando tres juegos de cuatro. El final del 2ºC empezamos a ganarlo defendiendo bien y metiendo un par de triples en el comienzo del 3ºC. Ellos son combativos y por eso no nos confiamos. Para el año que viene confirmamos a Carci, queremos retener a la mayoría y necesitamos un interno para tener un equipo más competitivo. Luciano Deminicis-Entrenador de Estrella.

Al regreso, Estrella tenía en sus planes finiquitar la obra, no dejar margen a la resurrección celeste.

Así se lo planteó y así lo concretó: en sólo 3m12s del complemento, estampó un 12-2 que le otorgó 20 tantos (36-56) de ventaja.

El principio del fin del encuentro.

En lo sucesivo, Argentino sintió el trajín de este último mes, ni el cerebro ni las piernas ya estaban frescas y Estrella sacó rédito de ello, aumentando su confianza y elevando la energía al tope.

En la continuidad de ese tercer parcial, los del barrio San Martín continuaron bombardeando con Rosso-Errazu para seguir moviendo el mojón de la máxima, al punto tal de establecerla en 25, conjuntamente con el pitazo de cierre del penúltimo cuarto: 45-70.

Casi de más estuvieron los diez minutos epilogantes: el orgullo deportivo de Argentino lo hizo seguir intentando, aunque logrando apenas recortar un par de unidades y sin nunca colocar en peligro real la exuberante diferencia que ostentaba su contrincante.

Y Estrella fue sagaz en manejar esa renta, más las agujas del reloj, prestándose la bola y hasta permitiendo que a 1m41s del cierre del año, ambos entrenadores mandaran al rectángulo a sus elementos juveniles.

Cuando pase la bronca, Argentino se dará cuenta que estuvo muy cerca y a la altura de las circunstancias contra un super equipo de Segunda (Bahía Basket) y frente a otro de Primera (Estrella).

Mientras que el auriazul, suspiró, recaía el máximo desafío de demostrar que actúa en un nivel superior, pero debió ponerse el overol y por eso le da más valor a su permanencia en el círculo máximo.

Sí, porque Estrella de Primera no se va.

Síntesis | Permanencia – Juego #4

Argentino 62: Augusto Priore 13, Sebastián Martínez 5, Julián Turcato 15, Fausto Vasconcelo 14, Mariano Nuñez 5, (FI); Segundo Vasconcelo 4, Joaquín Ferreyra 0, Luciano Orellano 6, Fermín Mariezcurrena 0, Iñaki Mariezcurrena 0, Sebastián Dutari 0 y Alfredo Cortina 0. DT: Matías Ramírez.

Estrella 87: Alan Pan 8, Julián Horvath 13, Santiago Quiroga 5, Matías Specogna 6, Nahuel Cámara 18, (FI); Carlos Nador 4, Albano Rosso 19, Franco Cardone 6, Federico Lambrecht 2, Iñaki Errazu 6, Gonzalo Oyarzo 0 y Gerónimo Stach 0. DT: Luciano Deminicis.

Parciales: 22-17, 34-44 (12-27), 45-70 (11-26) y 62-87 (17-18).

Árbitros: Alejandro Ramallo – Emanuel Sánchez – Néstor Schernenco.

Ver planilla

Estadio:  Norberto Tomás (club Olimpo).

Serie: Estrella, 3-1.

Fotos: gentileza María del Mar Salas.

Luciano Mutti

Nació el 5 de febrero de 1975, en Bahía Blanca. Periodista deportivo. Ex diario La Nueva. (21 años) y Revista Encestando (10). Escribe para Gente de Básquet desde agosto de 2016.

View all contributions by Luciano Mutti

Similar articles

avatar for
avatar for
avatar for
avatar for
avatar for
avatar for
avatar for
avatar for
avatar for
avatar for
avatar for
avatar for
avatar for
avatar for