El campeón está de pie

0 800

Después de un pobrísimo cuarto inicial de parte de ambos elencos, Villa Mitre cazó el timón y no lo soltó nunca más. Si bien el trámite continuó siendo equilibrado durante el 2ºC, ya en el complemento presentó sus credenciales de actual monarca y se fue alejando para siempre.

Esa segunda mitad, el tricolor local se la adjudicó por 54-29. Ello resultó vital para culminar la noche en piloto automático y mandar al rectángulo a los juveniles: victoria por 88 a 56, serie igualada 1-1 y a esperar la definición al viernes, cuando se reencuentren en Salta 28 desde las 20.45.

Villa Mitre tenía pensado seguir extendiendo la llegada de unas vacaciones invernales, con lo cual su libreto de hoy fue claro: concentración, defensa y triunfar.

Bajo esos lineamientos desarrolló su idea en el segundo punto de la llave semifinal que dirime contra Bahiense del Norte, el cual no debía dejar pasar, ya que sino le regalaría a su rival la oportunidad de ser el que defina el certamen Ciudad de Bahía Blanca junto a Napostá (eliminó por 2-0 a Estudiantes).

El primer lapso pareció casi de “pretemporada”, donde cuesta mucho entrar en ritmo.

Es que en 4m47s de acción estaba al frente la visita por 2-6, Cristian Miguel lo empató restando 3m29s y con gol de Silva, Bahiense volvió a adelantarse por 8-12, a 1m43s.

De todos modos, el que cobró protagonismo en esa recta final fue Ramiro Heinrich (3-5 t2 y 5 reb), para permitirle a su Villa Mitre liderar por primera ocasión en la noche, conjuntamente con el cierre del período inicial: 14-12.

Ya en el 2ºC, una bombita del Colo Martínez amplió la brecha (19-14), Fede Harina colaboró con la causa (21-14) y Marcelito Berdini mandó a guardar desde lejos la primera que tocó, tomando 10 de renta (24-14) en 3m48s.

Habían sonado las alarmas para Navallo, razón por la que solicitó tiempo muerto y reordenó a sus pupilos. De hecho, salió más que bien, ya que tanto Franco Pennacchiotti como Aníbal Buzzo facturaron desde los 6m75 y estamparon un 0-7 que les devolvió los latidos (21-24).

A pesar de que el conjunto villamitrense encontró gol en Harina (doble) y Monteoliva (triple) para estirar a 29-23, el huésped resistió con apariciones de Silva y Pennacchiotti, ligando no irse al descanso largo tan atrás en el marcador: 27-31.

Ninguno de los equipos nos imaginábamos esta diferencia, no es la real… Pero tampoco nos vamos a sacar méritos porque hicimos un gran partido, tanto ofensiva como defensivamente. Aunque me voy a quedar con lo hecho atrás, porque dejar a Bahiense en apenas 56 puntos no es poca cosa… Lo nuestro se basó en la actitud defensiva y la confianza en ataque. Esos dos puntos fueron importantísimos. Esto es playoffs, el tercer juego será otra final y se dará de otra manera. Trataremos de hacer exactamente lo mismo que hoy, aunque ellos seguramente cambiarán. Va a salir un partido peleado y espero que sea a nuestro favor (Federico Harina-Villa Mitre)

En apenas 29s del complemento, el segundo triple personal de Buzzo le permitió tocar la puerta a Bahiense (30-31).

Pero, jamás se imaginó que en lo sucesivo, el amo y señor del cotejo sería Villa Mitre.

Porque monopolizó el trámite.

Y lo logró de atrás para adelante, limitando y frustrando al contrario, para luego exprimir sus vertientes ofensivas: gol de Harina tras recobre ofensivo (37-30), lo secundó Heinrich (39-30), más de Harina (43-34) y nuevamente el tornquistense, para clavar un 14-4 en 5m05s que lo alejó a 45-34.

Bahiense no supo cómo y, apenas, dispuso de algún triple de Morán, facilitándole la tarea al dueño de casa, que continuó agigantando su dominio con pasajes super inspirados de Monteoliva (10) y Harina (8), estableciendo la ventaja en 14 (57-43), a 1m25s del final del 3ºC.

Ese penúltimo acto, el campeón se lo apropió por 28-18.

La actitud positiva y confianza ciega, Villa Mitre también la afloró al comenzar el segmento definitorio.

Allí, en 45s se alejó a 61-45 con conversión de Nico Ojeda; en 1m23s aumentó a 63-47 con bandeja de José Gutiérrez y en 2m44s estiró a 68-47 con gol+adicional del rendidor Franco Amigo.

Ese fue el epílogo virtual del cotejo.

Posteriormente, Ojeda disfrutó de una de sus mejores faenas anuales al producir en diferentes facetas y Amigo persistió con lo de ser la peor astilla al establecer 25 de luz (74-49), con 5m10s en el electrónico.

Ante ello, Navallo sentó a Pennacchiotti primero que nadie, Silva salió por límite de faltas y posteriormente le dio paso a todos sus relevos, mostrando la bandera blanca ante tamaña superioridad.

Y Ugolini lo imitó, vaciando la banca cuando ya estaba todo más que resuelto.

Todo decantará en el día viernes, donde finalmente se conocerá al vencedor de esta llave, buscando el pasaje a la definitoria para enfrentar a un Napostá que aguarda con los brazos cruzados.

¿A cuál preferirá Aleksoski?

Síntesis | Primera División – Semifinales – Juego #2

Villa Mitre 88: José Gutiérrez 10, Matías Monteoliva 13, Franco Amigo 11, Cristian Miguel 5, Ramiro Heinrich 10, (FI); Federico Harina 18, José Luis Martínez 5, Marcelo Berdini 3, José Nicolás Ojeda 8, Ramiro Santiago 3, Jano Martínez 0 y Leonardo Tardío 2. DT: Ariel Ugolini.

Bahiense del Norte 56: Juan Pablo Morán 10, Andrés Barbero 2, Esteban Silva 10 (x), Aníbal Buzzo 13, Franco Pennacchiotti 13, (FI); Manuel Peyronnet 3, Federico Repetti 2, Amaury Hevia 0, Emanuel Fernández 0, Martín Fagotti 2, Matías Ponzoni 0 y Pedro Rossi 1. DT: Alejandro Navallo.

Parciales: 14-12, 31-27 (17-15), 59-45 (28-18) y 85-56 (26-11).

Árbitros: Alejandro Ramallo-Miguel Firpo-Eduardo Ferreyra.

Estadio: José Martínez (club Villa Mitre).

Serie: 1-1.

Ver Planilla

Fotos: Mauro Giovannini.

Video: Mauro Giovannini.

Luciano Mutti

Nació el 5 de febrero de 1975, en Bahía Blanca. Periodista deportivo. Ex diario La Nueva. (21 años) y Revista Encestando (10). Escribe para Gente de Básquet desde agosto de 2016.

View all contributions by Luciano Mutti

Similar articles