El corazón del Verde

0 1165

En su tercera y última localía de la llave semifinal de Segunda, que llevó adelante contra Sportivo Bahiense, Pacífico se reservó el derecho de admisión. Desechó cualquier sorpresa -había cedido ambos en casa- y controló las riendas durante el 95% de la noche, pudiendo triunfar por 71 a 65.

De ese modo, transformó una serie que perdía 1-2 en 3-2, apropiándose del pasaporte a la final del Oficial frente a Los Andes. La misma, se desarrollará íntegramente en escenario neutral desde el viernes (¿Estrella?). El vencedor, después se las verá contra Sportivo en un único choque en el que estará en danza nada menos que el título y el ascenso a Primera.

El verde, como en todo el año, impuso su vertiginoso ritmo, siempre guiado por Juan Cruz Marini, genio y figura: 27 puntos (4-11 t3, 5-10 t2 y 5-6 t1), 3 rebotes, 2 asistencias, 6 recibidas y 23 de valoración.

A 3m23s del cierre del tercer lapso, dispuso de su máxima renta (55-41). Aunque el amor propio tricolor, que remó y remó, lo colocó a un doble, con 2m44s por consumirse (67-65). Pero el huésped desperdició un par de ataques consecutivos, Marini la clavó a media distancia con 1m18s (69-65) y posteriormente Salvatori depositó la última bandeja, cuando quedaban apenas 11s.

Eyectado saltó al rectángulo el dueño de casa, ya que en apenas dos minutos de actividad se escapó a 6-0, corriendo la cancha y rebalsando de energía.

Lentamente, Sportivo Bahiense se recuperó de esa situación y surgió una bomba de Julián Gutt para colaborar con una seguidilla de 0-7 que lo depositó arriba (6-7). En lo sucesivo, se alternaron la supremacía con gol de Branco Salvatori (10-9) por un lado y de Yoel Asnaghi (10-11) por el otro.

Hasta que el verde, que en apenas 2m18s de acción perdió para siempre a Mauro Santillán por un esguince en su rodilla izquierda, retomó la batuta. Y lo hizo con el ímpetu de Matías Pristupa (4) y dos dobles de Juan Cruz Marini. Ese primer tramo lo obtuvo Pacífico por 16-11.

Ya en el siguiente, Marini empezó a calentar motores, iniciando con un triple por el que su elenco se separó a 8 unidades de su rival (24-16).

No obstante, Sportivo halló oxígeno con Miguel García (4) saltando del banco más la prestancia de Facundo Goenaga (6), colocándose a uno (23-24). Poco después, continuó al acecho tras una antideportiva de Esteban Richotti (25-26).

Enfrente, el verde volvió a envalentonarse: apretó las clavijas atrás, Marini cada vez tomaba más decisiones, Facundo Wattson la mandó a guardar desde los 6m75, Tomás Chapero (5) se animó y “colaboró” Joaquín Tuero con una antideportiva. De ese modo, Pacífico estableció una racha de 11-2, con la que sacó 10 de luz (37-27).

Por más que el tricolor la recortó camino a vestuarios (29-37), era preocupante su 1-9 en intentos triples…

Teníamos plena fe y confianza de todos, tanto compañeros como el cuerpo técnico. Es un círculo de confianza inmenso. Y, a pesar de perder los dos primeros de local, luchamos, nunca nos caímos y seguimos de pie. Estuvimos fuertes de la cabeza y trabajamos todo el año para esto. Se ganó en base a pierna, intensidad y juego. Somos jóvenes que vamos y buscamos. Estuvimos concentrados en momentos clave y, cuando sacamos 14, vino la arremetida de Sportivo, porque tienen experiencia. Será mi segunda final con la de 2016 (contra 9 de Julio), aunque con otro protagonismo. Es un sentimiento especial para mí y, más, pensando en que puede ser mi ultimo año en el club. (Juan Cruz Marini-Pacífico)

Al regreso, el DT Martín Luis solicitó tiempo muerto tras apenas 1m25s de acción y con Sportivo a seis de distancia (39-33).

Posteriormente, ello surtió efecto en sus discípulos.

Porque Marini encendió turbinas, Manuel Maina se quitó la mufa encestando desde lejos, Wattson gritó con alma y vida su doble+adicional y Marini castigó dos veces seguidas desde los 6m75. Así, se fue alejando paulatinamente: 41-33, 49-40, 52-41 y la máxima de la noche de 55-41, con 3m23s por disputarse del penúltimo cuarto.

En ese pasaje afloró un atisbo de reacción de Sportivo, con Tuero y Miguel García certeros en la línea, más otra conversión de Goenaga (48-55); aunque extrañando las producciones habituales de Lucas Santarelli y Nahuel Rizzo…

El verde continuó con su libreto bajo el brazo y encaró el último período con ocho de luz: 58-50.

Esa distancia la mantuvo con sendas secuencias de Chapero: una volcada (60-52) y posterior gol pegadito al cesto (62-54).

Igualmente, el que envió el mensaje avisando de que Sportivo se mantenía con vida, fue Asnaghi: triple y 2-3 t1 para descontar a 59-62 en 3m28s. Es más, en el avance siguiente, una bandeja de Gutt lo dejó a las puertas (61-62).

Allí, una granada de Maina no permitió que la sangre llegara al río (65-61), a lo que se añadió otra corajeada de Pristupa (67-61). Rápidamente, Gutt respondió con un doble (63-67) a 3m26s del epílogo.

Con la gente visitante revitalizada y la poca imaginación local para no recaer siempre en Marini, Sportivo aprovechó para asustar aún más al local, tras la quirúrgica asistencia de Asnaghi a Goenaga que lo esperanzó por completo: 65-67, con 2m44s en el reloj.

Fue el momento de quiebre.

Porque a Sportivo nunca más volvió a convertir. Y eso robusteció a Pacífico, más allá de que los nervios estuvieron de manifiesto en ambos equipos.

El tricolor desperdició su siguiente ofensiva con un triple torcido de Gutt a 1m34s, que Marini pasó por caja 16s después, con un lanzamiento a la altura del tiro libre que perforó la red: 69-65.

Sportivo tampoco supo usufructuar su ataque siguiente con un tiro corto de Goenaga a 52s, posterior recupero y otro intento errático de Tuero…

Si bien Marini no le pudo colocar el moño con un triple lejano a 30s, Sportivo se obnubiló por completo en lo sucesivo, sirviéndoselo en bandeja a Salvatori para que finiquitara el pleito con una bandeja y estableciera el definitivo 71 a 65.

Mucho desahogo, alegría y sentimiento de pertenencia mostró Pacífico en su alocado festejo por la final alcanzada.

Y es meritorio.

Lo jugó con el corazón.

Síntesis – Segunda División – Semifinales – Juego #5

Pacifico 71: Branco Salvatori 9, Juan Cruz Marini 27, Manuel Maina 6, Matías Pristupa 8, Mauro Santillán 2, (FI); Tomás Chapero 11, Iñaki Errazu 2, Esteban Richotti 0, Facundo Wattson 6 y Baltasar Domínguez. DT: Martín Luis.

Sportivo Bahiense 65: Joaquín Tuero 11, Julián Gutt 7, Yoel Asnaghi 11, Nahuel Rizzo 4, Facundo Goenaga 17, (FI); Facundo Sastre 3, Lucas Santarelli 3 y Miguel García 9 (x). DT: Gustavo Candia.

Cuartos: 16-11, 37-29 (21-18), 58-50 (21-21) y 71-65 (13-15).

Árbitros: Alejandro Ramallo – Javier Sánchez – Sebastián Giannino.

Estadio: William Harding Green (club Pacífico).

Ver Planilla

Serie: Pacífico, 3-2.

Fotos: Mario Direne.

Video: Mauro Giovannini.

Luciano Mutti

Nació el 5 de febrero de 1975, en Bahía Blanca. Periodista deportivo. Ex diario La Nueva. (21 años) y Revista Encestando (10). Escribe para Gente de Básquet desde agosto de 2016.

View all contributions by Luciano Mutti

Similar articles