El final Estrella

0 724

En la vuelta del básquet de Primera División, Estrella y Napostá brindaron un partidazo en el Luís Álvarez. Gracias a un doble de Sebastián Ranieri (10p) faltando 49 segundos y a un mal cierre  del visitante en manos de Federico Harina que no pudo armar bien el último tiro, el local se quedó con el triunfo por 66 a 65. En la escuadra de Queti se destacó Santiago Quiroga con 23 puntos (6/12 T2 y 8/10 TL, 13 en el 4C) y 13 rebotes. En el elenco de la avenida, el propio Harina (15 con 4/8 T2 y 7/7 TL) junto a Bruno Pallotti (12 con 2/3 T3 y 5 asistencias) y Gustavo Gentili (10 con 3/4 T2 y 4/4 TL) fueron los más efectivos.

“Para nosotros son todas finales a partir de ahora”. Tal y como lo mencionó Quiroga en sus palabras, Estrella esta con el objetivo firme de mantenerse en la élite del básquet bahiense. Para eso, el elenco del barrio San Martín se propuso como mete ganar la mayor cantidad de partidos posibles en este segundo tramo. Para comenzar a evidenciar ese hambre de gloria, el local tuvo que sobrepasar un mal 1C (lo inicio ganando 9-2 y lo cedió 15-19) para sacar ventajas en el 2C.

Allí, estuvo firme en ambos costados: en el defensivo, además de proteger bien su zona pintada (9 rebotes defensivos), secó a su rival (condenándolo a un magro porcentaje en sus lanzamientos: 3/15 TC y 2/3 TL, sumando solamente 8 en el 2C); en el ofensivo fue generoso a la hora de repartir el juego (6 asistencias) y los momentos, primero fue Quiroga (6p) atacando el 1vs1 y luego la dupla de internos (10p y 3 rebotes entre Cardone y Beresovsky). Con este panorama cerró el primer tiempo con diferencia de +6.

Es un partido que vale oro porque nuestro objetivo principal es quedarnos en primera. Este equipo se basa en la intensidad y en nunca bajar los brazos. La presión a ellos los complicó mucho durante todo el partido; por eso donde la pudimos ajustar bien y metimos algunos tiros que no nos estaban entrando lo sacamos adelante. Para nosotros son todos finales a partir de ahora, porque los primeros partidos son los que más nos suman a fin de año. (Santiago Quiroga)

Sin embargo, la estadía en los vestuarios le sentó mejor al equipo visitante. Con Harina (6p) como abanderado, Napostá volvió a pasar al frente (33-37) con un parcial de 10-0. A partir de ese instante, el partido se convirtió en un juego de suma paridad, con ambos equipos intercambiándose gol por gol. Un doble más bonus de Gentili sobre la chicharra del 3C lo dejó al visitante arriba por 1 (45-46) de cara al epílogo. Más aún, una gran concentración sumado a un buen nivel de juego le permitió al visitante sacar mayores ventajas. Es por eso que Napostá entró a los últimos 3 minutos +8 (55-63).

Pero como no está muerto quien pelea, a puro corazón y desplegando un defensa presión en toda la cancha Estrella fue limando la diferencia hasta ponerse a 3 (62-65) faltando 1m46s. En ese lapso final de tiempo, Quiroga fue a la línea de los suspiros (2/2) para poner a su equipo 1 abajo (64-65). Luego, tras una perdida entre Pallotti y Meneses, Cardone recuperó, corrió la cancha y asistió a Ranieri para que solito y solo deposite la bandeja del triunfo con 49 segundos. Luego de Harina ejecutara un mal tiro desde 6,75, se produjo la alegría de Estrella.

 

 

Síntesis| Primera División – Segundo Tramo – Fecha #1

Estrella 66: Amílcar Andreanelli 3, Sebastián Ranieri 10, Andrés Almirón 2, Nahuel Camara 2, Maximiliano Sterz 8 (FI); Franco Cardone 4, Matías Specogna 2, Alan Pan 6, Santiago Quiroga 23 y León Beresovsky 6. DT: Claudio Queti.

Napostá 65: Bruno Pallotti 12, Ramiro Aguirre 9, Federico Harina 15, Santiago Soriano 0, Augusto Meneses 8 (FI); Federico Elías 7, Gustavo Gentili 10, Tomás Tajan 4 y Agustín Amore 0. DT: Walter Romerniszyn.

Parciales: 15-19, 33-27 (18-8), 45-46 (12-19) y 66-65 (21-19).

Árbitros: Javier Sánchez – Marjorie Stuardo.

Estadio: Luís Álvarez (Estrella).

Ver Planilla

Bruno Campetti

Nació en Bahía Blanca el 5 de Agosto de 1995. Estudia Periodismo Deportivo en el Instituto Regional del Sur. Escribe para Gente de Básquet desde Abril de 2015.

View all contributions by Bruno Campetti

Similar articles