Este Napostá, ¡que loco que está!

0 1330

Con varios elementos que ya tienen sus minutos en Primera, Napostá se consagró campeón en U23 al revertir la serie final que perdía 0-1 contra Estudiantes, para transformarla en 2-1. El vencedor tuvo el dominio durante la primera mitad, siendo 27-19 su máxima renta. Posteriormente, el control lo tomó el albo, que incluso lideró por 76-69, a 3m59s del epílogo. No obstante, el albiazul descontó en la recta final, la visita se estancó y lo igualó Zambrano en 81, con una corajeada que envió el cotejo al alargue.

Allí, la impresionante paridad se mantuvo, aunque Napo tuvo más aplomo en los instantes decisivos. Es que la visita vencía 85-86 a 1m47s del final, aunque no volvió a encestar… Razón por la cual, el local lo igualó con 1-2 de Zambrano a 1m31s, pasó a ganar con gol de Polak a 53s, también hizo 1-2 Olivero a 12s3 (89-86) y ese ofensivo lo tomó Godio, quien fue cortado y mandó a guardar ambos: 91-86 a 10s1. En la última, Scarpaci pidió una falta que no se pitó y Napostá se tiró de cabeza a su fiesta. ¡Campeones!

En la tercera y última confrontación final de U23, el que empezó mejor pisado la noche fue Napostá.

Primero tomando luz de 6-0 en 2m26s y después, de 10-4 en 5m03s con anotaciones de Bicondoa y Godio. Lentamente, el albo -sin Ferrandi (de viaje)- se rehabilitó y emparejó (9-10) con gol de Berón y Duvanced.

El anfitrión repartió mejor la bola en lo sucesivo, hallando respuestas en Ayala (4) y Martín Alvarez (6), además de Godio (6).

De ese modo, con una bomba de Wallace en el despertar del 2ºC, Napo escapó a 21-13. Fue una renta que sostuvo en lo sucesivo, con una jugada de papel carbónico para Godio (27-19).

No obstante, enfrente fue constante y productivo lo de Duvanced en las alturas, como así también el ingreso del banco de Salas (6), más un par de positivas resoluciones de Couselo (4). Así, el elenco estudiantil acortó a un doble (29-31) y a uno (35-36), a 1m23s del descanso más extenso. De ese modo, el albo se apropió de ese tramo por 21-24 y se dirigió a vestuarios apenas dos tantos por detrás: 37-39.

Al regreso, Napostá intentó despegarse vía Martín Alvarez (43-39). Aunque el huésped había mejorado su actitud, Julián Rodríguez se hizo cargo del equipo, tomó acertadas decisiones y convirtió pelotas valiosas, al punto de sumar 9 unidades en ese 3ºC. Ello, le valió a Estudiantes para recuperar el timón: 43-45. 47-50 y su máxima hasta allí de 47-54, con conversión del eficaz Berón (6) con 3m47s por consumirse.

Por si fuera poco, se añadió otro buen doble de Salas y la presencia inquietante de Duvanced, que hasta la enterró para que su equipo sacara 6 de ventaja (56-62). Esa diferencia la limó el dueño de casa, para ingresar al período definitorio con marcador 59-62.

Allí, Estudiantes continuó haciendo mejor las cosas.

Porque la confianza de Julián Rodríguez estuvo por las nubes, Scarpaci sacudió de tres y Salas sentenció para enmudecer al Antonio Palma: 63-70, a 5m43s del epílogo.

Incluso, 30s después. el propio Rodríguez firmó una acción de 2+1 y amplió a 8 (65-73), con 5m13s en el reloj.

Todo iba de parabienes.

Además, con menos de 4m, el albo siguió estando siete arriba (69-76) tras otra conversión de Duvanced. Y restando 2m47s, fue Berón el que selló una bandeja para ponerse 71-78.

En lo sucesivo, Napostá se vino dedicidamente. Y lo hizo con Polak (ex Estudiantes) y Godio anotando para recortar a 76-79 quedando 20s2.

Si bien, posteriormente, debió frenar a Scarpaci, el base hizo 1-2 en la línea (76-80) y dejó la puerta abierta a 19s4.

Y se lo hizo pagar caro Godio, con un bombazo a 45º quedando 12s4 (79-80).

En contrapartida, Scarpaci repitió su secuencia de 1-2 con 9s1 (79-81) y la ofensiva local siguiente fue a parar a manos de Zambrano, quien penetró por el eje y sentenció en el corazón de la pintura a 1s5. Estaban igualados en 81, pero la visita no supo usufructuar su última posibilidad, de hecho casi pierde la posesión…

Y se encaminaron al suplementario. Allí, Salas retomó su protagónico con sendas apariciones (81-85). Pero Estudiantes se fue secando demasiado…

Entonces, Napo revivió con los 4-4 t1 que englobó Polak y el 1-2 de Zambrano, empardando en 86 a 1m31s.

Posteriormente, ante el inexplicable quedo estudiantil, Polak los madrugó a todos y definió al ladito del cesto a 53s5 (88-86). Posteriormente, Kloster se vio obligado a jugársela y falló una bandeja increíble, siendo el momento de cortar con falta para el albo: a 12s3, Olivero encestó el primero y marró el siguiente, con la fortuna de que el recobre lo rescató Godio, quien también fue frenado.

Así las cosas, Joaquín se paró en la línea con 10s1 en el electrónico y 89-86 arriba Napostá. El perimetral facturó ambos (91-86) y en la respuesta, Scarpaci procuró lanzar -incómodo- desde los 6m75, quedándose en el suelo pidiendo una infracción que jamás sancionaron y sin tiempo para más.

O sí.

Para el alocado festejo de un Napostá que debió esperar diez años para levantar una Copa en divisiones formativas, aunque muchos de estos chicos ya tienen su puesto en la primera división.

¡Merecido título!

Síntesis | U23 – Finales (+3) – Juego #3

Napostá 91: Marco Nunzi 0, Joaquín Godio 25, Juan Manuel Bicondoa 2, Manuel Ayala 22, Martín Álvarez 10 (x), (FI); Emiliano Menéndez 3, Marco Olivero 3, Kevin Zambrano 7, Santiago Soriano 0 y Luciano Polak 19. DT: Santiago Tomassini.

Estudiantes 86: Tomás Scarpaci 12, Julián Rodríguez 17, Nehuén Beron 12, Valentín Duvanced 19 (x), Jerónimo Barrionuevo 6, (FI); Julián Kloster 2, Agustín Salas 14 (x) y Matías Couselo 4. DT: Ignacio Vul.

Parciales: 18-13, 39-37 (21-24), 59-62 (20-25) y 91-86 (32-24)

Árbitros: Eduardo Ferreyra – Mauro Reyes – Nicolás Larrasolo.

Estadio: Antonio Palma (club Napostá).

Serie: Napostá, 2-1.

Ver Planilla

Luciano Mutti

Nació el 5 de febrero de 1975, en Bahía Blanca. Periodista deportivo. Ex diario La Nueva. (21 años) y Revista Encestando (10). Escribe para Gente de Básquet desde agosto de 2016.

View all contributions by Luciano Mutti

Similar articles