Final feliz para Comercial

0 274

El verdiamarillo logró cerrar el año basquetbolístico de segunda división con una alegría, al dar cuenta de Barracas por 76 a 70. De esta forma, ambos conjuntos se despidieron y deberán aguardar a la temporada 2019.

El vencedor pareció quebrar a su rival al obtener el segundo cuarto por 21-10 (38-28). Sin embargo, el huésped le devolvió gentilezas en el 3ºC (13-23) e ingresaron al último empatados en 51.

El local tuvo mayores opciones ofensivas con los triples de Martín Godoy, la chispa de Claudio Sánchez y el tándem Gigliotti-Lacana. A ello, se añadió la descalificación por doble técnica del DT Labrocca y escapó a 74-61, a 3m10s. Resultó lapidario. Porque la titánica labor de Darío Partemi (25 pts+11 reb: 29 val) no fue suficiente en el albiazul.

Tanto para Comercial como para Barracas, no se trataba de un partido más: era la despedida del año 2018 y pudiendo hacerlo con una victoria, porque ninguno de los dos tuvo lugar entre los ocho mejores.

La noche inició mejor inclinada para el anfitrión, que escapó a 6-2 con goleo repartido. Ello, hasta que en la visita se hizo cargo Darío Partemi (4-5 t2), pasando a comandar por 6-11 y añadiendo, posteriormente, una bomba de Juan Manuel Caputo para continuar liderando (11-14), a 2m01s de cerrarse ese primer chico.

No hubo quien cope la parada en ese tramo inicial.

Y la tónica se mantuvo hasta promediar el siguiente segmento.

Porque Bruno Gigliotti completó una acción de 2+1 (20-18), pero enfrente respondió Partemi con la misma modalidad, para que Barracas recupere el mando (24-25) en 3m42s.

De allí en adelante, se produciría un monólogo portuario, con Claudio Sánchez visitando seguido la línea da infracciones, Gigliotti (5) desnivelando y Godoy (5) amigándose con el gol. Así, sumando a Franco Braidich a la ofensiva, se apoderó de las riendas y fue distanciándose seriamente: 32-26 y 36-26, en la recta final de ese primer tiempo.

Me quedo con el primer torneo. Principalmente, porque tuvimos más regularidad y disponibilidad en el plantel. Hay que tener en cuenta que los chicos vienen a jugar sin cobrar un solo peso, sólo por el hecho de jugar, de amor a la camiseta y al deporte. En la segunda mitad de año, sufrimos varias bajas por temas laborales y de estudio. Se hacía complicado entrenar y eso se vio reflejado en la cancha. La idea es seguir trabajando en infraestructura, acomodar bien los chicos en la categoría, darle rodaje a los que sigan y ver si sumamos a alguien para aspirar a un poco mas. (Ramiro Riviere-DT de Comercial).

Para el complemento, Barracas salió eyectado al rectángulo: plasmó una seguidilla de 0-7 en 1m53s que estiró a 0-10 en 2m20s con triple de Queca Scarpaci, para empardar en 38.

El inmediato pedido de tiempo muerto del DT Riviere, hizo mella en parte.

Es que Comercial se abroqueló en zona y pudo corregir su descontrol, permitiéndose liquidar seguido en ataque para poder retomar la supremacía (47-43), a 3m34s de consumirse el 3ºC.

De todos modos, el albiazul no se amilanó y siempre se las rebuscó para mantenerse al acecho, pudiendo arribar al empate en 51 a través de una bandeja de Ezequiel Loiza justo cuando expiraba ese penúltimo acto.

Todo por dilucidarse de cara a los diez minutos definitorios.

Allí, Comercial se mostró decidido y con un abanico más grande de variantes.

Porque halló mano caliente en Godoy con sendas granadas, Lacana inquietó en la pintura y Claudio Sánchez desafió a la defensa. Mediante esas armas, el verdiamarillo tomó renta de 65-59 a 4m39s del epílogo y de 68-59 a 4m02s, después de una jugada de doble+adicional firmada por Gigliotti.

Cuando Barrancas procuraba mantenerse de pie, fundamentalmente con lo que pudiera resolver Partemi, sobrevino una serie de reclamos del entrenador visitante Labrocca que fueron penados con doble falta técnica sancionadas por el juez Jorge Scheffer.

Esa situación, restando 3m30s, Comercial la tradujo en 3-5 simples global. Y, apenas 20 segundos después, coronó con una bomba de frente de Gigliotti, para ampliar la brecha a 74-61…

Resultó el comienzo del fin.

Porque Barracas intentó como pudo, con Franco Córdoba intentando reanimar a los suyos y Scarpaci anotando un doble restando 53s, pero la distancia continuaba siendo de nueve (65-74), posibilitando que Comercial no llegara a preocuparse en demasía de cara al cierre y pese al embate final de su oponente.

Tuvo un final feliz.

Síntesis – Segunda División – Segundo Tramo – Fecha #22

Comercial 76: Nicolás Riviere 5, Agustín Almirón 3, Martín Godoy 13, Joaquín Mercado 5, Julio Giménez 5, (FI); Franco Braidich 7, Claudio Sánchez 14, Bruno Gigliotti 10, Thomas Lacana 12, Franco Mastrandrea 2, Tobías Iturriaga 0 y Matías Madami 0. DT: Ramiro Riviere.

Barracas 70: Federico Scarpaci 12, Santiago Martínez 2, Lucas Durán 0, Franco Córdoba 9, Darío Partemi 25, (FI); Milton Ruesga 7 x), Juan Manuel Caputo 12, Ezequiel Loiza 3 (x), Nicolás Santos 0 y Joaquín Massetti 0. DT: Giuliano Labrocca (D).

Parciales: 17-18, 38-28 (21-10), 51-51 (13-23) y 76-70 (25-19).

Árbitros: Jorge Scheffer – Diego Kessler.

Estadio: Osvaldo Giorgetti (Club Comercial).

Ver Planilla

Luciano Mutti

Nació el 5 de febrero de 1975, en Bahía Blanca. Periodista deportivo. Ex diario La Nueva. (21 años) y Revista Encestando (10). Escribe para Gente de Básquet desde agosto de 2016.

View all contributions by Luciano Mutti

Similar articles