Jugó con la ventaja

0 579

De antología fue el primer cuarto de Alem, convirtió 7 triples, lo ganó 36 a 14 y a partir de ahí, jugó con la diferencia, llegó a sacar 29 (49-18), reaccionó a las embestidas de Estudiantes (57-45) y se terminó quedando con una clara victoria como visitante por 88 a 71. El equipo ganador, que doblegó a su rival en los rebotes (50-25), repartió de gran manera el goleo con 6 jugadores en doble dígito. Caio De Souza, desde la base, con 15 tantos, 9 rebotes y 6 asistencias, Javier Bollo en la pintura (13 y 14 recobres) y Joaquín Sánchez como bombardero (13 – 4/6 t3 en el 1c). Por su parte, el albo tuvo al goleador del partido: David Pineda (18, 4/5 t3). 

Pocas veces se vio un equipo tan certero desde tres, como lo fue Alem en el primer cuarto: 7 triples (4 de Sánchez – 2 Rotta – Paulichi). De otro planeta lo hecho por el visitante. Por su parte, Estudiantes solo estuvo en ventaja en el arranque: 2-0, luego fue todo del rival. Para colmo, Alemañy duró solo dos minutos en cancha (técnica y antideportiva). Muy cuesta arriba el partido.

En todos los aspectos, Alem fue muy superior. Desde ese 2 a 0 abajo, plasmó un parcial de ¡18-0!, predominando las bombas de Joaquín (4/6). Sin embargo, no fue solo eso lo mostrado por el equipo de Maceratesi. Dominó el juego interno, con Bollo a la cabeza (8), corrió la cancha cuando fue necesario y De Souza fue un conductor de primera (3 asistencias). Por consiguiente, todo esto lo reflejó en el resultado, al irse 36 a 14 y sin ofrecerle oportunidades a Estudiantes.

Su confianza hacia el tiro externo empezó a caer (0/4), pero no se encerró en eso y ofreció otras variantes, que ayudaron a que Alem siga dominando a merced el partido. Perforó la defensa del local a pura penetraciones, siguió corriendo la cancha y Gigena entró desde el banco con convicción (6), para alejarse 48-19, en cuatro minutos de juego.

Luego, mostró una leve reacción el albo. Clave fue la vuelta a la cancha de Pineda (12), aunque también el rival sufrió un pequeño bache. De Souza cometió algunas pérdidas, los ataques no fluyeron y por eso, Estudiantes achicó el marcador: 50-28. Igualmente, todavía había algo que marcaba la diferencia entre uno y otro y eso fue la lucha aérea. Alem no aflojó y ese predominio bajo el aro (14-5) le permitió seguir tránquilo: 33-57.

Muy importante es esta victoria, nos estaba costando ganar los partidos como visitante, lo cierto es que arrancamos muy bien, con alta efectividad de tres, pero en el segundo tiempo volvimos débil, Castets metió un par de triples claves y ahí se vinieron, pero en el último cuarto nos tranquilizamos y reaccionamos. Jugamos igual en líneas generales un buen partido, hay que seguir por esta senda. Hace poco que llegué al club, estoy muy contento como estamos jugando, nos vamos soltando (Caio De Souza)

Se dio vuelta la tortilla en el tercer cuarto. Parecía otro partido. Con todo salió Estudiantes desde los vestuarios en busca de cambiar la magra imagen del primer tiempo. Un contundente parcial de 12-0, en solo tres minutos de juego puso al albo expectante en el resultado (45-57). Ese envión fue comandado con los recuperos (3) y la conducción (3) de Rodríguez, más las bombas de Castets (2/3).

Seis minutos tardó Alem en convertir de campo. Si, ¡6 minutos!. Increíble. Todo lo bueno hecho anteriormente se esfumó (0/4 t3 – 0/3 t2 y 5 perdidas). Después, empezó a sumar algunos puntos, pero de los 12 del cuarto, 8 fueron desde la línea. En el albo, Mitoire equiparó el duelo de ¨gigantes¨, sumó puntos gordos (6) y entonces, en el medio de esa confusion e incertidumbre del visitante, el equipo de Romernisyzn se encontró con la chance de volver al juego: 55-69.

Siguió igual Alem en el inicio del último periodo. Pero del otro lado, no se aprovechó esa situación al 100%, porque ambos entraron en la fricción. Se discutió más de lo que se jugó y esto, no ayudó al albo. En ese momento de desprolijidad que reinaba en el Casanova, Pascual clavó una bomba importantísima, para apagar el empuje del rival y salir del pozo (56-73), a falta de siete minutos.

Faltaba mucho por disputarse, aunque terminó siendo clave ese triple. El albo se cargó de faltas, se quedó sin nafta y del otro lado, De Souza recargó energías y volvió al partido con todo (7). Por momentos, la diferencia sobrepasó los +20 puntos y la historia ya estaba juzgada. Las individualidades de Rodríguez y Pineda no bastaron. La brecha era amplia y entonces, Alem terminó dando cuenta de Estudiantes y prolongó su buena racha.

Síntesis – Primera División – Fecha #8

Estudiantes 71: Mariano Castets 15, Leonel Alemañy 0 (D), Sebastián Cinti 10, David Pineda 18, Jerónimo Mitoire 8 (x) (FI); Julián Kloster 9, Bruno Ferrandi 0, Valentín Duvanced 4, Julián Rodríguez 7 y Agustín Salas 0. DT: Walter Romernisyzn.

Alem 88: Caio De Souza 15, Joaquín Sánchez 13, Juan Pablo Rotta 6, Rafael Paulichi 12, Javier Bollo 13 (FI); Walter Gigena 13 (x), Pedro Ianguas 5, Santiago Pascual 11, Juan Segundo Menna 0 y Agustín Astradas 0. DT: Franco Maceratesi.

Parciales: 14-36, 33-57 (19-21), 55-69 (22-12) y 71-88 (16-19).

ÁrbitrosMauro Reyes – Jorge Scheffer.

Estadio: Osvaldo Casanova (Estudiantes).

Ver planilla

 

Santiago Guerrero

Nació en Bahía Blanca el 11 de Diciembre de 1996. Técnico Superior en Periodismo en el Instituto Regional del Sur. Escribe para Gente de Básquet desde Marzo 2016.

View all contributions by Santiago Guerrero

Similar articles