La hora más feliz de Napostá

0 1632

En un Osvaldo Casanova a reventar, con más de 2500 personas y entradas agotadas, Napostá tuvo mucha solvencia y prestancia para guionar su propio libreto. Ese mismo que supo mantener al pie de la letra, conteniendo a Villa Mitre, limitándolo en el goleo y gobernando durante la mayor parte de la Final Extra. De ese modo, se encarriló hacia su victoria más dichosa de los últimos 23 años. Esa concretada por 69 a 65 que le permitió adjudicarse el título de Primera y levantar la Copa de campeón que se le negaba desde el año 1995.

Fue titánica, colosal, la performance de Juani Bellozas (20 pts+19 reb+43 val), como también gigante la gestión de Nicolás Quiroga (20 pts+6 reb+18 val). ¿La definición? Con 20s2, Quiroga anotó ambos en la línea y arriba Napo por 63-67, de la misma forma descontó el Colo Martínez (65-67) a 12s y lo sentenció el propio Quiroga, con otro par de simples a 9s4. Napostá, que se había adjudicado el CBB, no se bloqueó al ser marginado de la serie final del Oficial. Con un rápido lifting, mostró su mejor cara en la finalísima de Primera. ¡Gran campeón!

Al igual que lo ocurrido en 1995, último año de su consagración, Napostá volvió a ser banca partiendo de punto. Aquella vez, bajo la batuta del gran Nano Lacasa, pateó el tablero contra el Comercial del Flaco Lliteras y Flicu Sánchez.

Ahora, 23 años después, hizo añicos los pronósticos que daban como favorito a Villa Mitre en esta Final Extra, a la cual arribaron tras haberse apropiado un campeonato semestral cada uno.

Y lo llevó a cabo con mucha personalidad, cautela y siendo pragmático, amén de penar desde la medialuna de 6m75, donde arrojó un paupérrimo 21%, con 3-14…

Así y todo, con dos fieras como Bellozas-Quiroga y el resto cumpliendo su rol, se encaminó a un cierre de ensueño que coronó el propio Nicolás, autor de un doble y 4-4 simples en los últimos 57s2.

De esa manera, decidió el 69 a 65 final por el cual Napostá desplegó toda su algarabía y se coronó como el mejor equipo de 2018.

Significa su tercer título, ya que también conquistó el de 1991.

Enhorabuena.

¡A valorarlo!

Primer cuarto: 11-18

En 2m09s de actividad se mostró mucho más compenetrado La Villa, que se adelantó 7-2 (triple de Cristian Miguel incluido), derivando en el tiempo muerto del DT Aleksoski.

Ese lavado de cabeza hizo espuma rápido en la “visita”: racha de ¡10-0! y 7-12 al frente el albiazul. Entonces, fue el coach Ugolini el que corrió raudo a la mesa de control.

Igual, Napo estiró sus buenas sensaciones al ratito, poniéndose al frente 11-18 con goleo repartido entre Nico Quiroga (6), Juani Bellozas (4) y el Negrito Gentili (4).

No obstante, desde lejos no veía: 0-7 t3.

Segundo cuarto: 28-30

A esa mal puntería, Napo le añadió 0-3 en 3m01s de este tramo.

Sin embargo, conservó la supremacía por 16-22 tras anotación de Ramiro Aguirre y amplió la brecha a 18-26 promediando el segmento, después de la única bandeja de Joaquín Godio.

Villa Mitre se recostó en zona aprovechando que su rival no hacía foco y, adelante, surgieron Federico Harina (5), José Gutiérrez (4) y Ramiro Heinrich (4-6 t1) para estampar un 6-0 por el cual redujo a 24-26 a 3m05s.

En esa recta final, Napo sumó el único doble de Matute Martínez y, en especial, dispuso de la faena de “Droopy” Bellozas, apareciendo por todos los sectores: 8 puntos, 8 rebotes y 4 robos.

Mínima luz de un doble para el “huésped”, de cara al entretiempo.

Y ya eran 0-13 en t3…

No nos imaginábamos llegar hasta acá a principios de año. Pero, de a poco, a lo largo del torneo, fuimos demostrando que podíamos hacerlo. Por eso, bien merecido tenemos todo este festejo. Veníamos a esta Final Extra acumulando mucha bronca porque habíamos perdido dos seguidos. Cambiamos mucho la cabeza en la semana y también cambiamos el juego para afrontar este partido. Sabíamos que ellos iban a traer mucha gente, que iban a meter presión y que se iba a dar así de parejo. Le quiero decir las gracias a nuestra gente que nos vino apoyar y, por suerte, le pudimos dedicar el buen resultado. Hace poquito ya arreglé para seguir en Napostá (Nicolás Quiroga-Napostá)

Tercer cuarto: 46-46

El común denominador en este período fue la paridad.

De hecho, durante esos diez minutos, estuvieron igualados seis veces: en 32, en 34, en 37, en 43, en 45 y en 46.

Por el tricolor, hubo un doble+adicional de Franco Amigo, aunque resultó el momento de protagonismo individual de Harina (8).

Y, enfrente, el primer bombazo albiazul llegó después de 14 intentos y de parte de Kevin Zambrano (37-40).

Mientras, el que continuó hilando números bestiales fue Bellozas: añadió 8 tantos y 6 tableros.

Ingresaron empatados a la fracción final.

Último cuarto: 65-69

Hasta aquí, se había jugado como Napostá propuso y le convenía. Su único lunar era el pésimo porcentaje desde los 6m75, pero evitó la resurrección tricolor y le disminuyó considerablemente su goleo habitual.

Así las cosas, volvieron a estar igualados en 48 con la única conversión de Marcelito Berdini. Aunque, seguidamente, sobrevino una jugada de triple+libre de Harina que energizó al público villamitrense, máxime que su equipo pasó a comandar por 52-51, con apenas 1m43s disputados.

Una seguidilla de cinco unidades (doble+triple) de Aguirre, le devolvió las riendas a Napo (54-56), en 3m54s.

Hubo otro empate en 56, gentileza de Heinrich, hasta que el albiazul pudo escapar a 56-60, con desequilibrio de su dupla dorada: Bellozas-Quiroga. Incluso, mantuvo esa renta con otro gol de Nico y quedando 2m46s: 58-62.

A esa altura, Villa Mitre se sintió apremiado e incómodo y Napostá creyendo cada vez más que se podía.

Entonces, estuvo lúcido para depositar el balón adentro, con Bellozas, a quien mandaron a la línea y clavó 1-2 (58-63), a 1m48s del epílogo.

Ya con la bola pesando una tonelada, para colmo de males para La Villa el intento triple de Harina a 1m30s fue torcido, aunque recuperó la posesión, Gutiérrez se la jugó y pudo firmar un 2+1 con el que sostuvo la ilusión: 63-65, a 41s8.

En la siguiente ofensiva albiazul, entre Quiroga y Bellozas intentaron finiquitar en la pintura siendo cortado Nico, con 20s2 en el reloj: adentro ambos y arriba su conjunto por 63-67.

En contrapartida, el que fue víctima de falta restando 12s fue el Colorado Martínez, quien también facturó ambos y redujo (65-67).

Después del último tiempo muerto del año para Aleksoski, Gentili sacó y le cedió la bola a Quiroga, quien visitó otra vez la línea con 9s4 por disputarse. Nuevamente Nico mandó a guardar el par, para posteriormente darse el intento triple errado de Harina y desembocar en la invasión del público, decretando el 65-69 final que dibujó la sonrisa de todo aquel ligado a Napostá.

¡En su hora más feliz, es un indiscutido campeón!

Síntesis | Primera – Oficial – Final Exta

Villa Mitre 65: José Gutiérrez 13, Federico Harina 19, Franco Amigo 5, Cristian Miguel 7, Ramiro Heinrich 14, (FI); Marcelo Berdini 2 y José Luis Martínez 5. DT: Ariel Ugolini.

Naposta 69: Gustavo Gentili 8, Matías Martínez 2, Kevin Zambrano 5, Juan Ignacio Bellozas 19, Nicolás Quiroga 21, (FI); Ramiro Aguirre 12, Augusto Meneses 0 y Joaquín Godio 2. DT: Sebastián Aleksoski.

Parciales: 11-18, 28-30 (17-12), 46-46 (18-16) y 65-69 (19-23).

Árbitros: Javier Sánchez – Emanuel Sánchez – Sebastián Giannino.

Estadio: Osvaldo Casanova (club Estudiantes).

Ver Planilla

Fotos: María del Mar Salas.

Video: Mauro Giovannini – Joaquín Iraizos.

Luciano Mutti

Nació el 5 de febrero de 1975, en Bahía Blanca. Periodista deportivo. Ex diario La Nueva. (21 años) y Revista Encestando (10). Escribe para Gente de Básquet desde agosto de 2016.

View all contributions by Luciano Mutti

Similar articles