La marcha de San Lorenzo

0 284

La noche fue casi siempre a contramano para Bahía Basket. Y lo pagó. Porque encestó apenas 58 tantos -su menor registro en casa-, porque arrojó 17% en triples (3-18) y porque el trío Whelan-Redivo-Vaulet estuvo torcido. Así, se rindió ante un San Lorenzo de jerarquía que se impuso por 68 a 58, le quitó el invicto de siete juegos en el Casanova y sumó su octava victoria consecutiva. El sábado, habrá posibilidad de levantar cabeza recibiendo a Gimnasia (CR).

Cuando no va, no va…

Bahía Basket nunca dejó de entregarse, de luchar y de intentar, pero casi siempre la debió remar de atrás.

Enfrente, San Lorenzo estuvo más seguro, sereno y eficaz, repartió mejor su ofensivo y coronó una noche redonda: triunfó por 68 a 58, se apoderó del invicto bahiense en su rectángulo y, a la vez, enhebró su octavo éxito seguido.

Si bien el anfitrión largó 6-2 arriba en 2m01s, enseguida el Santo emparejó con triple del Penka Aguirre más apariciones de Marcos Mata, revirtiendo el trámite (9-10) y plantándose en una zona que complicó sobremanera a Bahía.

Así, mientras el local despintaba el cilindro desde lejos (0-7 t3), el azulgrana se fue sintiendo cómodo con pasajes muy altos de Matías Sandes más un triple de Mata (14-20).

Como Whelan-Redivo-Vaulet no terminaron de hacer pie, Sepo Ginóbili movió el banco buscando algún revulsivo.

Y, si bien vía Sandes la visita cerró un 9-0 y escapó a 14-22, fue Hernán Jasen el que aplicó la inyección anímica.

Con triple suyo, jugada de 2+1 de Facundo Corvalán y desequilibrios de Máximo Fjellerup, Bahía logró empardar en 22, en 2m27s.

Se trató de uno de los mejores momentos del dueño de casa, sumándose una antideportiva de Sandes a Jasen que, luego, también usufructuaron Anthony Johnson (doble) y Jamaal Levy (triple), para volver a empatar en 31.

Con protagonismo ofensivo de Sandes, un problema sin solución para Bahía, Sanlo tomó algo de aire (31-37). No obstante, Johnson metió un doble esquinado casi imposible y las esperanzas bahienses se mantuvieran vivas camino al entretiempo (35-37).

Más despierto retornó el campeón a disputar el ST.

En apenas 1m13s, clavó un 5-0 (incluido triple de Mata), para alejarse a 35-42.

Bahía Basket se fue desperezando lentamente, golpeando la puerta con un 6-0 (41-42) que no prolongó, porque el azulgrana contestó con 2+1 del puertorriqueño Guillermo Díaz y tomó 6 de renta en un par de ocasiones: 41-47 a 6m02s de cerrarse el 3ºC y 43-49 a 4m37s.

La recta final se pintó de celeste y blanco: gol de Levy, Corvalán y Fjellerup, para un 6-0 que le otorgó la chance de ingresar al segmento definitorio igualados en 49.

La principal razón de la victoria es la defensa; dejar en 58 puntos a Bahía Basket es un mérito. Para nosotros es una gran victoria porque los respetamos mucho. Aguirre y Mata hacen mucho por el equipo en defensa, que brilla menos de lo que se ve en ataque. Aguantamos el PT gracias a Sandes. No nos sobra, pero somos un equipo largo y sacamos resultados. Hoy ns faltó inteligencia adelante, más allá del mérito del oponente (Julio Lamas por FM Univeral 95.5)

Mientras, Redivo siguió ausente sin aviso (culminó la noche con 3 tantos: 0-7 t3, 1-3 t2 y 1-1 t1), Vaulet perdió 3 bolas y Whelan no gravitó. A esa altura, Bahía acumulaba 2-11 (18%) en triples…

Para colmo, San Lorenzo lo primereó con otro triple de Mata (49-54) y el juvenil Lautaro López no titubeó para irse a 50-56, en 3m05s del 4ºC.

A Bahía le costó horrores encontrar sectores fértiles y anotaciones consecutivas.

Recién en 4m11s, Jasen sumó el primer tiro de campo de ese lapso (52-58). Y, también por intermedio suyo, añadió un triple que cotizó como el oro teniendo en cuenta la sequía desde los 6m75: 55-61.

Aunque Ginóbili siguió confiando en el depertar de sus perimetrales, esta vez no hubo caso. Y Johnson se debatió y la luchó hasta donde pudo, al tiempo que San Lorenzo tomó con tranquilidad los minutos calientes del encuentro.

Era el dueño de la escena y el reloj corría en su favor.

Así las cosas, con 2-2 t1 de Mata a 1m38s, el cuervo comenzó a abrocharlo (56-66). Y, posteriormente, fue Jerome Meyinsse el que añadió 2-2 t1 con los que sentenció la suerte de uno y otro: 58-68.

Bahía englobó 17% en triples (3-18) y 43% en dobles (19-44).

Su registro de 58 puntos, fue el menor de la temporada actual en su reducto, al igual que las escasas 3 unidades de Lucio Redivo…

Una noche para olvidar rápido y aclarar la mente de cara al sábado, cuando sea Gimnasia (CR) el que se presente en nuestra ciudad.

Mientras tanto, San Lorenzo continúa con su marcha.

 

Síntesis | Liga Nacional – Conferencia Sur – Juego #15

Bahía Basket 58: Gastón Whelan 2, Lucio Redivo 3, Juan Pablo Vaulet 4, Jamaal Levy 9, Anthony Johnson 15, (Fi); Máximo Fjellerup 10, Ariel Ramos 0, Facundo Corvalán 5, Hernán Jasen 10 y Francisco Filippa 0. DT: Sebastián Ginóbili.

San Lorenzo 68: Nicolás Aguirre 17, Marcos Mata 15, Guillermo Díaz 3, Mathias Calfani 4, Jerome Meyinsse 9, (FI), Santiago Scala 3, Matías Sandes 15 y Lisandro Fernández 2. DT: Julio Lamas.

Parciales: 14-20, 35-37 (21-17), 49-49 (14-12) y 58-68 (9-19).

Árbitros: Juan Fernández – Fabio Alaniz.

Estadio: Osvaldo Casanova (club Estudiantes).

ESTADÍSTICAS OFICIALES

Foto: Prensa Bahía Basket.

Luciano Mutti

Nació el 5 de febrero de 1975, en Bahía Blanca. Periodista deportivo. Ex diario La Nueva. (21 años) y Revista Encestando (10). Escribe para Gente de Básquet desde agosto de 2016.

View all contributions by Luciano Mutti

Similar articles