La Pandilla quiere volver

0 1290

La primera etapa se disputó en Estrella. En la antesala del 2ºT, se determinó la mudanza hacia Napostá debido a la humedad reinante y donde también se apeló a un tiempo suplementario (92). Con todo ello, Sportivo Bahiense se dio el gran gusto de triunfar por 105 a 99 y marginar a Los Andes por 3-1, en la serie final del CBB de Segunda. De mínima, se aseguró la final extra en busca del ascenso. 

Estuvo incontenible Rizzo, con 34 de valoración y encestando 20 de sus 28 puntos en el 1ºT, hasta irse por cinco en el 4ºC. También, buena faena global de Gustavo Marangüello (14 pts+8reb y 28 de val), vital aporte del francotirador Julián Gutt (15) en el 3ºC, como la aparición de Joaco Tuero para casi manotearlo en el regular y las resoluciones de Santarelli y Goenaga en la prórroga.

La historia marca que Sportivo Bahiense fue quíntuple campeón de Primera del año 1938 a 1942. Fue obra de la tan mentada “Pandilla”. Después el club regresó a Segunda en 1953, retornando al círculo máximo al alzarse con el título de esa categoría en 1971 y le tocó volver al Ascenso en 1977. Subió siendo subcampeón en el ’79, permaneciendo hasta el ’87. Desde entonces -31 años- lo desvive la ilusión de subir. Hoy, en 2018, ya dio el primer paso. Quién te dice…

La película de la llave final del Ciudad de Bahía Blanca de segunda división tuvo varios capítulos en una misma y lluviosa noche.

Como estaba previsto, todo comenzó en el Luis Álvarez del club Estrella.

Allí, Los Andes prolongó sus buenas sensaciones del lunes al dispararse 6-14 en el tanteador, sobresaliendo un triple de Nacho Sella y doble+adicional de Daniel Agalupe. Poco después, se mantuvo al frente por 8-17 con la primera bomba a 45º de Bruno Sacomani promediando el cuarto inicio.

Sportivo dio señales de vida con un bombazo de Miguel García, dos dobles en fila de Nahuel Rizzo y anotación de Gustavo Marangüello, para igualar en 21 -parcial de 13-4-, con 1m20s en el reloj. Igualmente, el segmento quedó en poder rosaleño debido a un triple de Guido Canella, ante la permeable defensa tricolor (23-27).

En los albores del 2ºC, Rizzo monopolizó los ataques del “local” y lo mantuvo siempre al acecho. No obstante, Losa clavaría tres granadas de forma consecutiva vía Sella, Agalupe y Sacomani, para volver a despegarse (38-46), a 3m07s del descanso más extenso.

El que respondió rápidamente al verse tan atrás, fue el sureño Marangüello, firmando acciones de 2+1 y un par de libres, para recortar a 46-50 en las postrimerías del primer tiempo, siendo ese finalmente el marcador con el que se retiraron a vestuarios.

Sabíamos que podía ser una serie larga. El otro día ellos hicieron mejor las cosas y hoy, remándola, nos pusimos en juego. Pudimos cerrarlo en los 40 minutos. Y, en el cierre del suplementario, estuvimos mejor. Los chicos se lo merecen. Al principio de año nos costó un poco. Ya en la segunda rueda, de 18 juegos perdimos 3 y ahora en playoffs, de diez perdimos uno. Creo que somos justos ganadores del torneo. Lo que buscamos este año, fue reforzar el trabajo que vienen haciendo los del club para pelear arriba. Los Andes es un gran equipo, pero nosotros fuimos un poquito mejores. Ahora veremos cómo nos reacomodamos. Por un tiempo contaremos con Marangüello, pero esto es un empujón anímico para todos y también esperamos la vuelta de Nico (Martínez). Trataremos de seguir arriba y prepararnos para el cierre del torneo, porque aunque tengamos la final extra asegurada, uno nunca se conforma. (Gustavo Candia-DT Sportivo Bahiense).

Es cierto que, durante el desarrollo de esos primeros 20 minutos, hubo varios resbalones y algunos jugadores terminaron en el parquet. Razón por la cual, el método que encontraron a mano fue el de arrojar harina al piso, para que pueda absorber y produzca mejor adherencia.

Pero no convenció.

Y, tras deliberar las partes involucradas, conjuntamente con la dirigencia de la ABB más el trío arbitral, se definió la mudanza al Antonio Palma del club Napostá.

Así fue que la etapa complementaria comenzó a las 22.17.

Y Sportivo le discutió la supremacía a su rival durante los primeros 3m34s, cuando a través de un par de triples de Julián Gutt, siguió de cerca a Los Andes: 54-55 y 57-60.

De todas maneras, el albiceleste volvió a escaparse tras otro bombazo de Agalupe: 57-67, a 4m26s de cerrarse el 3ºC.

Fue una luz que supo administrar, incluso, hasta restando 1m30s (62-72). Aunque, de allí al final de ese lapso, Sportivo lo sorprendió con sendos triples de Gutt y Rizzo, pudiendo ingresar con otro semblante al último cuarto (71-74).

A 53s de abrirse ese período, un nuevo triple de Gutt lo empardó en 74.

Sin embargo, Losa siempre reaccionó ante cada aviso rival. En ese caso, revivió con triple del ingresado Juan Pablo Coronel (74-79) y con jugada de doble+simple de Agalupe (77-82).

El trámite cobró un tinte genial, de gol a gol, mucho ruido, protestas y altísima adrenalina. Más, cuando Asnaghi lo igualó en 82, Barba (2+1) lo puso 82-85 y descontó Rizzo (84-85), siendo su última conversión, ya que instantes después le sancionaron su quinta personal en ofensiva.

Fue cuando tomó la batuta Tuero, dándole la primera ventaja de la noche a su Sportivo (86-85) con un movimiento donde giró, se frenó y ejecutó de cinco metros, repitiéndolo una (88-85) y otra vez (90-88), restando 1m32s.

En contrapartid,a no lo usufructuó Sacomani de tres a 1m07s ni tampoco Tuero a 45s, con lo cual debieron frenar a Sella quedando 34s6/10, siendo quien mandó a archivar ambos simples: 90 iguales.

El que pareció calzarse el traje de héroe fue Asnaghi, encestando el 92-90 a 20s7/10 del cierre. Pero Chaves asistió a Barba al lado del cesto y lo empató en 92.

Tras el minuto de Candia, Sportivo debía reponer quedando 9s3/10, pero Asnaghi no halló receptor libre y le sancionaron los 5s de tardanza. Por lo que el destino le hizo un guiño a Los Andes, teniendo en sus manos la posibilidad de ganarlo, aunque la penetración de Chaves tampoco resultó fructífera…

Derecho al suplementario.

Allí, sí, Sportivo se sintió más sólido y convencido: encontró una bocanada de aire fresco en Santarelli (94-92 y 97-94) más aparición de Goenaga (99-94); a pesar de que Losa no sacó la bandera blanca y lo igualó en 99 con bomba de Sella incluida, a 1m46s.

Lo desempató el propio Santarelli con 1-2 t1 (100-99) a 1m30s y Goenaga volvió a secundarlo para ampliar a 102-99, con 53s.

En lo sucesivo, Canella terminó perdiendo la bola por línea final, Marangüello fue víctima de falta y aplicó 1-2 t1 (103-99) a 16s5/10, fue torcido el intento triple de Agalupe a 8s3/10 y lo remató con sendos libres Tuero, para pintar el definitorio 105-99.

Sportivo lo soñó, lo sufrió, lo luchó, lo ganó y lo festejó.

Dio el primer paso hacia su gran anhelo.

¿Será el año de la vuelta de La Pandilla?

Síntesis | Segunda División – Finales – Juego #4

Sportivo 105: Joaquín Tuero 17, Yoel Asnaghi 5, Lucas Santarelli 9, Gustavo Marangüello 17, Nahuel Rizzo 28 (x), (FI); Facundo Goenaga 9, Miguel García 6, Julián Gutt 17 y Facundo Sastre 0. DT: Gustavo Candia.

Los Andes 99: Ignacio Sella 15, Bruno Sacomani 16, Daniel Agalupe 25 (x), Stéfano Barba 19, (FI); Gastón Chaves 11, Guido Canella 8, Juan P. Coronel 5 y Daniel Ezcurra 0. DT: Juan Sergio Palumbo.

Parciales: 23-27, 46-50 (23-23), 71-74 (25-24), 92-92 (21-18) y 105-99 (13-7).

Árbitros: Alejandro Ramallo-Javier Sánchez-Emanuel Sánchez.

Estadios: Luis Álvarez / Antonio Palma.

Serie: Sportivo Bahiense, 3-1.

Fotos: Leonardo Quinteros.

Video: Martín Gálvez.

Ver planilla

Luciano Mutti

Nació el 5 de febrero de 1975, en Bahía Blanca. Periodista deportivo. Ex diario La Nueva. (21 años) y Revista Encestando (10). Escribe para Gente de Básquet desde agosto de 2016.

View all contributions by Luciano Mutti

Similar articles