¡Llegaron las predicciones!

0 16015

Estamos muy felices de anunciar que la que arranca es una semana muy especial para todos los que hacemos Gente de Básquet. Desde el próximo domingo 14 al mediodía iniciamos una nueva temporada en Telefé Bahía con un clásico que cumple 19 años y ya 700 programas.

Además, desde este jueves 11 comenzaremos a transmitir en vivo por streaming en formato Full HD en nuestro canal de You Tube, y en simultáneo por radio en La Brújula 24 FM 93.1, el partido más destacado de cada fecha en Primera División, torneos que por primera vez en su historia contarán con este servicio.

Y como siempre, el minuto a minuto de cada fecha en nuestro Twitter, las placas de resultados, tablas y quintetos ideales en nuestros Facebook e Instagram, y los videos de cada partido en Primera y Segunda, junto a las renovadas coberturas, aquí en nuestro sitio web.

Orgullosos de seguir teniéndolos del otro lado, en TV, radio, web y redes sociales. ¡Gracias a todos por estar! Y a prepararse, porque se viene otro año para subir el volumen, juntos, a puro básquetbol local…

Dicho esto, ahora sí, pasen y lean.

¡Llegó el momento más esperado del año! Como en cada arranque de temporada desde hace casi 20 años, presentamos en forma exclusiva los pronósticos más famosos del básquetbol bahiense. Con la ventaja de siempre: ahora quedan acá, escritos, para que los busques y los puedas releer durante todo el año.

Conocé qué va a pasar con cada uno de los 23 equipos en los campeonatos de Primera y Segunda. Seguimos teniendo la bola de cristal…

PRIMERA DIVISIÓN

LOS CANDIDATOS

VILLA MITRE: Todo depende de su suerte en el Federal, donde este podría ser por fin el año del anhelado ascenso a la Liga. Si concreta su sueño, jugará el torneo local con Berdini y un lote de pibes que buscarán foguearse. Pero si el destino le impide llegar al profesionalismo, ¡agárrense fuerte! Con la sangre en el ojo, pondría todo lo que hoy tiene, que es una Selección de Bahía, para volver a ser campeón del torneo local.

LINIERS: Volvió a invertir una fortuna por tercer año consecutivo, buscando sobreponerse a un nuevo y sonoro cachetazo, cuando con un plantel carísimo se quedó afuera dos veces en las primeras series de playoffs. Hubo cirugía mayor (el DT más tres jugadores se quemaron en el incendio), y decidieron la llegada de un goleador temible, un recambio de lujo para el perímetro y un 3/4 de rol. Candidatazo, otra vez…

NAPOSTÁ: El Campeón conservó el 90% de su consagrado plantel, y sólo hubo un retoque obligado, que se resolvió fichando un tirador que además defiende. La mejor pareja interna de Bahía, una media cancha que se conoce de memoria, y un DT que contagia carácter, conforman un cóctel que lo hará seguir bien arriba. Aunque Pallotti vuelva a irse en septiembre, igual podría alcanzarle para jugar de nuevo la Gran Final.

LOS DEL MEDIO

BAHIENSE DEL NORTE: Luego de haberse desinflado en la última primavera, encara el torneo por primera vez en un lustro sin tener a su pivote dominante. Invirtió un buen dinero para asegurarse rápido al pretendido Roberson, repatrió a Zambrano y conservó la base que viene jugando junta desde hace tanto tiempo. El Colo es un especialista en potenciar lo que le toque manejar. Tiene crédito para llegar a semis.

ESTUDIANTES: Tras el festejadísimo golpe a Liniers que le permitió jugar semis en el año de su Centenario, el Albo sufrió bajas importantes, incluyendo a sus tres veteranos, aunque pudo reemplazarlos con un par de talentos en la media cancha y la vuelta de un obrero para la pintura. Parece ser menos de lo que tuvo, pero no es poco para pelear, corriendo, en la mitad de la tabla.

PUEYRREDÓN: Una de las revelaciones del último torneo, elevó su presupuesto y logró tapar los huecos que se le generaron por la partida de sus dos máximas figuras a Liniers y Bahiense. Se “robó” a la dupla sensación del 9, y apuesta por Mamo, que viene de un año flojo por lo que seguramente querrá revancha. La notable tarea de Vago también lo obligó a cambiar de entrenador, por lo que Picci hará experiencia en la A.

9 DE JULIO: Tras una gran temporada en la que fue otra de las revelaciones del año, perdió en la puja económica del mercado de pases a sus dos principales figuras. Rápidos de reflejos, los reemplazaron con un escolta de jerarquía y roce en otro nivel, más un par de internos que tratarán de disimular la ausencia y los números de PG. Iannamico ya ha demostrado que estos desafíos le sientan bien. Y su localía pesa.

LEANDRO N. ALEM: Dejó atrás un año flojo, que se llevó puestos a dos entrenadores y varios jugadores que pasaron por el club sin pena ni gloria. Para iniciar un proyecto a largo plazo, apostaron por el mejor DT que había en el mercado, la figurita más codiciada del receso. Los Fernández, Quique con 42 años, y los ratos que Pancho quiera jugar, acompañarán a los pibes multicampeones de menores en su desarrollo.

LOS DE ABAJO

PACÍFICO: Los pibes crecieron quizás antes de tiempo, y sorprendieron a propios y extraños con un ascenso inesperado. Pero ahora hay que bailar, y el Verde sumó un lote de actores de reparto, soñando que un DT de la casa, pero debutante absoluto en torneos superiores, los exprima al límite de sus posibilidades. Salvatori y Rotta serán sus estandartes, con la idea de jugar un campeonato aparte contra sus rivales directos.

SAN LORENZO: El retiro de Lucho Fortelli marca oficialmente el año 1 post Generación Naranja, en un club que mantuvo la base, aunque perdió al Cata Silva y fichó en su lugar al Colo Martínez, que ya alguna vez jugó por ahí. Tras el paso en falso y el fiasco de la temporada pasada, esta vez no habrá refuerzos golondrinas ni experimentos caros que lleguen desde el Federal. No le sobra nada.

ESTRELLA: Luego de un año increíble en el que se armó para estar arriba y terminó zafando del descenso con lo justo y penando con la Promoción, en el barrio San Martín decidieron jugar con lo puesto. Perdieron a su quinteto inicial completo, cambiaron de DT, y ficharon 2/3 refuerzos, apenas para acompañar a los pibes del club. Tendrá que acostumbrarse a sufrir, seguramente a niveles similares a los de la última temporada.

OLIMPO: En medio de una crisis institucional que todavía no toca fondo, el básquetbol no está ajeno a los problemas dirigenciales y económicos que azotan a uno de los clubes más representativos de la ciudad. Otra vez se anuncia que varios pibes deberían volver por unos meses, aunque no haya plata, para jugar por sus pases definitivos. Pero hasta que lleguen y cuando se vuelvan a ir, el panorama pinta complicado.

 

SEGUNDA DIVISIÓN

EL GRAN CANDIDATO

BAHÍA BASKET: Por primera vez en su historia, la franquicia de Pepe compite en la Asociación obligada por el reglamento. Y lo hace con su equipo de Liga de Desarrollo, que lo convierte automáticamente en el máximo candidato al título. Pibes de otro nivel, con proyección nacional e internacional, pasearán por nuestras canchas durante todo el año, y en 2020 jugarán en Primera. No parece haber dudas sobre el campeón.

EL RIVAL

EL NACIONAL: Tras dos décadas en Primera, el celeste buscar refundarse en el año de su Centenario. Merced a una jugosa y verde billetera, conservó a su gran figura Lucas Chaves y fichó a un Pineda ya veterano pero que debutará en el Ascenso. Mantuvo la base del año pasado, los pibes tendrán su chance, y Juan Andrés deberá seguir mirando el torneo de arriba, porque todos los caminos lo llevan a jugar la Promoción.

UN PAREJO PELOTÓN

ARGENTINO: Se reforzó con la vuelta de algunos hijos del club (Vasconcelo, Nuñez, la mejoría en la salud de Massa), más la llegada de un lote de jugadores que venían de actuar en Primera y la darán profundidad a la rotación. Justo se topa con un año en el que habrá dos tremendos equipos encima suyo, pero le servirá para volver a sentirse protagonista de una categoría en la que siempre ha dado pelea.

LOS ANDES: Luego de quedar a las puertas de jugar por el ascenso en la temporada pasada (cuando era el principal candidato al título), Losa se renovó, depuró el plantel y recuperó en el banco a un histórico como Quique Moreno, que se la jugó por varios elementos del Valle Inferior para arrimarlos como refuerzos. El único de los puntaltenses que tendrá su localía todo el año, aspira otra vez a estar en la pelea.

PELLEGRINI: Recién llegado desde Punta Alta, y con la chapa de haber jugado el Provincial de Clubes con la misma base de jugadores que lo hará en Segunda, el Pelle apuesta al talento de un Lucchetti que fue la figura del este mismo torneo hace un par de temporadas. Junto a él, un base picante, un todoterreno que conoce el ascenso y una dupla de internos de jerarquía. Luchará por un lugar en semis.

ALTENSE: Si bien perdió algunas de las figuras que le permitieron jugar las semifinales del año pasado, recuperó para nuestros torneos a un enorme jugador como Matías Jaimes, y se nutrió de la deserción de La Falda para fichar a un goleador para el perímetro y a un par de internos de rol. Ah, también convenció a Polchi para seguir tirando un año más.

SPORTIVO: Bajó un par de cambios después de otra vez haber acariciado el ascenso, más cerca que nunca antes tras la obtención del CBB y aquel primer tiempo de la final extra en el que dominó a Pacífico. Ya sin Rizzo ni Maranguello, retuvo a Goenaga y fichó a Tajan como para sumarle presencia en los tableros a su base de siempre. Cambió de timonel con la llegada del Colo, y estará en la mitad de la tabla.

INDEPENDIENTE: Perdió a sus dos principales figuras de la temporada pasada, que tras un gran año se fueron a Punta y a White, y las reemplazó con una media cancha de varios ex jugadores que volvieron a ponerse los cortos. Si no se olvidaron de jugar, le pueden dar un susto a más de uno. Su objetivo será entrar a los Playoffs.

PUERTO COMERCIAL: Rompió el chanchito tras algunos años de bajos presupuestos, y apostó a la vuelta de su hijo pródigo para liderar el intento de volver a los primeros planos. Amílcar llevará la batuta, hay tiradores de sobra, y muchas ganas de meterse en la postemporada. En un campeonato de mucha paridad, si le va bien podría subir un par de escalones en esta tabla imaginaria.

VELOCIDAD: Mejoró su plantel con dos o tres retoques en posiciones claves, alargó el banco y debió reemplazar a su DT, por lo que será otro año de transición para un club donde todo se hace a pulmón y en un gran clima familiar. La vuelta de Capocha y las llegadas de Morando y Ferrandi le van a poner picante a un equipo que buscará sorprender a los grandes.

LOS DE ABAJO

ATENEO: El otro de los recién llegados desde Punta es a priori el que más va a sufrir su desembarco en nuestra Asociación. Si bien el Topa conoce el torneo y cuenta con un par de jugadores de jerarquía como Percello y Baier, el nivel de Tacho en su vuelta es una incógnita, al igual que la adaptación del resto del grupo a sus nuevos rivales. Será un año para pagar derecho de piso, evaluar y usarlo de trampolín para lo que vendrá.

WHITENSE: Los Aviones Azules intentarán despegar desde el fondo al igual que en temporadas pasadas. Mantuvo la base con sus cuatro mejores elementos del último torneo, y con la llegada de un par de jugadores de media cancha más el regreso de un interno potente, tiene una rotación algo más larga con la ilusión de volver a sentir la adrenalina de meterse en Playoffs.

BARRACAS CENTRAL: Mejoró su plantel con la llegada de un par de buenos elementos que pueden aportarle gol y experiencia como Frisón y Vilouta, más un par de pibes que piden cancha y con minutos buscarán ganarse un nombre en la categoría. Si bien ya no será la Cenicienta y ganará más partidos que el año pasado, sigue arrancando desde abajo en nuestra querida Bola de Cristal…

Tagged with:
Diego Vita

Nació en Buenos Aires el 20 de noviembre de 1978. Licenciado en Comunicación Social egresado de la Universidad Nacional de La Plata. Entrenador Nacional de Básquetbol. Fundador, Conductor y Productor General de Gente de Básquet desde mayo de 2001.

View all contributions by Diego Vita

Similar articles