Llegó el desahogo celeste

0 434

Última victoria: vs Alem por la fecha 2. Si, 8 partidos tuvo que pasar para que El Nacional vuelva a festejar y nada más ni nada menos que ante el último campeón del primer tramo, Napostá por 93 a 68. Un encuentro a la perfección jugó el celeste, en el cuál terminó siendo clave el trabajo defensivo, con una presión a la salida del rival, que nunca supo como contrarrestarla y como hace tanto no sucedía, se concretó con la fluidez en los ataques (11/23 t3, 21/41 t2 y 18/20 t1). Lucas Chaves (25, 15 en el 3C, 11/11 t1) – 5 asistencias; Octavio Cancellarich (18, 9 en el 1C) – 9 recobres y Ezequiel Meneses (16, lanzó para 21) se distinguieron en el ganador. En el visitante, que tiró 16/47 en t2, sobresalió Ramiro Aguirre, autor de 19 unidades (4/5 t3).

Decidido como lo fue en toda la noche saltó El Nacional al encuentro. La idea en la previa de presionar al rival se vio desde el inicio y eso fue lo que le hizo tomar la primer ventaja sorpresiva de 10-0, en dos minutos de juego, con un Cancellarich encendido (9). Era sabido que en algún momento Napostá iba a reaccionar e incrementar su juego.

Suplió varias de sus falencias en las manos de Quiroga (8) y se apoyó en algunas pérdidas (5) y en los nulos balances del local, para poder correr la cancha. En conclusión, se colocó en partido rápidamente e incluso tomó la delantera. El duelo interno era predominio del visitante y para colmo, el celeste no pudo prolongar su efectivo inicio. Se enredó en los ataques y dependió mucho de Octavio.

Ezequiel Meneses fue el protagonista del segundo segmento. Ingresó desde el banco, reacomodó a sus compañeros y se despachó con dos bombas y un doble. Volvió a su rumbo el desarrollo. El Nacional nunca soltó la premisa de ahogar al rival y ahí encontró sus mejores momentos de estabilidad y precision (32-27).

Sin embargo, no siempre salió como quiso García. Entonces, sin hacer demasiado, Napostá encontró facilidades en sus ataque (Bellozas 5) y además, cuando descansó el base ex Pacífico, el local perdió fluidez y profundidad. Ante esto, el cierre fue favorable para el equipo de Aleksoski, colocando un parcial de 5-0 para irse al descanso con el marcador igualado en 32.

Veníamos de una racha negativa, cuando te acostumbras tanto a perder se te hace aún más difícil. Tuvimos muchos partidos cerrados, que podían haber quedado para nuestro lado, pero todo esto te juega en contra. Hoy estuvimos muy sólido todo el partido, tiene que ver con la consistencia con la que venimos entrenando y sabíamos, que tarde o temprano iba a llegar la victoria. La clave pasó por el trabajo defensivo y en ataque, cuando estuvimos abiertos la metimos, no nos complicamos (Lucas Chaves)

Un tire y afloje fueron los primeros instantes del tercer cuarto. El Nacional punteaba y Naposta achichaba y así sucesivamente. Pero eso duró solo tres minutos. Luego, fue todo del local. Convirtió todo lo que tenía atragantado en los encuentros previos (31 en el cuarto) y el principal responsable de eso fue Chaves. Brillante fue lo de Lucas. Se desligó con 15 puntos (3/5 t2, 9/9 t1) y además, contribuyó como asistidor, para que por ejemplo Blanche consiga su primer triple y Cancellarich ratifique las jugadas.

En el visitante, todo era confusión. No supo como contrarrestar la defensa férrea del rival (4 pérdidas) y a eso se le sumó su descontento con el arbitraje, el cual le pitó una técnica a Bellozas (4 falta). El Nacional no fue ningún tonto y esto lo aprovechó a la perfección, logrando estirar la brecha en el marcador: 52-39. En frente, Aguirre no quiso ser menos y estuvo indefendible (14), generando que el cierre no sea tan duro anímicamente (63-55).

8 partidos sin conocer la victoria quizás podía pesar en la mente de los jugadores, sin embargo nada de eso sucedió. Totalmente todo lo contrario. Muestra de carácter y seguridad dio el local para sentenciar el partido. Nunca perdió su eje y siguió presionando, causando imprecisiones en el visitante.

En ataque, se encargó de cerrarlo a puro triples (5/7), en dónde cada uno aportó el suyo. A la larga, fue estirando la diferencia y otra vez superando la barrera de puntos (30 en el segmento), con González (6) y Meneses (8) a la cabeza. Aunque, lo más destacable fue el trabajo defensivo, generando desesperación y varios dolores de cabeza en Napostá, que terminó con los pibes en cancha.

Desahogo total en El Nacional. Un día llegó la victoria. La victima: Napostá.

Síntesis – Primera División – Fecha #11

El Nacional 93: Fausto De Paoli 10, Lucas Chaves 25, Octavio Cancellarich 18, Mariano Blanche 6, Facundo Martínez 4 (FI); Tomás Tajan 0, Alan González 10, Ezequiel Meneses 16, Esteban Arteaga 2, Emiliano Iraola 0 y Valentín Gallardo 2. DT: Juan Andrés García.

Napostá 68: Gustavo Gentili 2, Ramiro Aguirre 19, Joaquín Godio 4, Juan Ignacio Bellozas 9, Nicolás Quiroga 16 (FI); Antonio Iturrioz 2, Mateo Fernández Solari 9, Tomás Sebastián 1, Kevin Zambrano 2, Juan Manuel Bicondoa 0, Luciano Polak 2 y Guido Muzi 2. DT: Sebastián Aleksoski.

Parciales: 17-21, 32-32 (15-11), 63-55 (31-23) y 93-68 (30-13).

ÁrbitrosMiguel Firpo – Jorge Scheffer.

Estadio: Hermanos Ciccioli (El Nacional).

Ver planilla

Santiago Guerrero

Nació en Bahía Blanca el 11 de Diciembre de 1996. Técnico Superior en Periodismo en el Instituto Regional del Sur. Escribe para Gente de Básquet desde Marzo 2016.

View all contributions by Santiago Guerrero

Similar articles