Los pibes reaccionaron a tiempo

0 417

En el postergado de la fecha 2, Olimpo se hizo fuerte en su casa al derrotar a Napostá por 80 a 75. El aurinegro dominó el partido, mostrando un gran nivel colectivo, lo que le permitió sacar 19 tantos de distancia en el amanecer del tercer periodo (49-30). Sin embargo, el visitante achicó la brecha y se colocó 65-62, en la mitad del último cuarto, momento en que los pibes sacaron pecho para liquidar la historia y apagar el fuego del rival. Cinco jugadores en doble dígito presentó el local, que ganó claramente la lucha aérea (43-21), destacándose Valentín Bettiga con 15 puntos (10 en el 1C) – 11 rebotes y Emilio Giménez, con la misma cantidad (3/7 t3) – 10 recobres. En el equipo de la avenida Alem, que tuvo la vuelta de la lesión de Matute Martínez, no alcanzó con lo realizado por el goleador Nicolás Quiroga (23).

Ambos equipos apostaron por un quinteto inicial relativamente alto, dando a entender que la altura y el juego interno iba a ser crucial. Finalmente, lo fue porque el local aplastó a su rival en la lucha aérea (43-21) y en varias de las ocasiones generando recobres ofensivos y segundas oportunidades.

Sin embargo, Olimpo arrancó certero desde lejos. Bettiga y Giménez anotaron, para que su equipo se distancie 8-0. No tardó en reaccionar Napostá. A diferencia del aurinegro, apostó un pleno al trabajo de los internos. Sin dudas, el que saco rédito de esa situación fue Quiroga (7). Entonces, lo que parecía un demoledor inicio del local, terminó inclinándose (10-13).

Pero el partido no tenía un dueño absoluto, iba de un lado para el otro. Por eso, el final fue para Olimpo. Negado con la efectividad de t2 (2/10), no cambió su idea y con grandes movimientos de balón en ofensiva encontró tiros abiertos (4/9 t3), destacándose Bettiga (10) y Giménez (6), que ayudaron a que se vayan arriba al cabo del primer periodo: 20-16.

Ya en el segundo cuarto, fue un monólogo protagonizado por los de negro y amarillo. Esta vez, empezó a sacar la diferencia en la pintura (11 a 3 en rebotes). Napostá no contaba con Bellozas (2 faltas) y a pesar de tener al ex Argentino afilado no alcanzó (8). Sánchez ingresó con decision (8) y la zona que implementó Aleksoski no frenó la embestida.

Para colmo, Zambrano salió por cometer la tercer falta, Pallotti no estaba fino como otras veces y todo era cuesta arriba para el visitante. Ese dominio entre los ¨grandes¨ se esfumó y no tuvo un plan B. Para que esto suceda, fue clave lo de Giménez (6). Recién a falta de tres minutos Napostá lanzó su primer triple del partido, mostrando que su arma no era justo esa. Fue dominio del local, que se fue arriba 44 a 30.

Napostá es el último campeón, es un equipo muy aguerrido, sacamos una buena ventaja que nos dio un colchón, cosa que nos terminó relajando un poco y por eso se nos vinieron. Por suerte, en el final pudimos reaccionar y cerrarlo, pero no podemos permitir que nos suceda eso, le regalamos muchos tiros. Hoy lo ganamos, pero quizás en otro partido lo podemos perder. Sacando todo eso, es una victoria muy importante, porque necesitamos los puntos para salir del fondo (Emilio Giménez).

Estiró la diferencia Olimpo. Lejos de aflojar, siguió compenetrado en su juego y llegó a sacar la máxima de 19 (49-30). Nuevamente, el visitante mostró algunas de sus armas y logró decorar el resultado, aprovechando desatenciones del rival (5 pérdidas), que terminaron en contraataques furiosos. Ese parcial de 7-0 lo puso en partido, pero el aurinegro le dio de su propia medicina.

Corrió la cancha de manera eficaz con la buena conducción de Franco Ruesga (3 pases gol) y los ingresados Hollender (8) – Pallotti (6) se encontraban indetenibles (14 de los 17 del cuarto). Gracias a ellos, su equipo respiró y tomó aire (57-39). Sin embargo, el visitante se vino con todo. Empezó a edificar esa remontada con el gran ingreso de Gentili, le dio otra sintonía al ataque y fue acompañado del siempre rendidor Quiroga (6).

El envión se prolongó en el amanecer del último segmento. Gentili le sumó a su trabajo puntos claves (5) e Iturrioz entró de gran manera, en reemplazo de Bellozas, que por cierto su equipo lo extraño demasiado (terminó con 4 tantos). Además, la desesperación de Olimpo le dio al visitante oportunidades imposibles de desaprovechar. Por eso, en cuatro minutos de juego, ese momento que parecía imposible, se convirtió en realidad (65-62).

Hasta ahí llego la ilusión de Napostá. Primero, Franco Ruesga clavó una super bomba (llevaba 0/3) y luego apareció un actor principal. Ese fue Fausto Ruesga. Sus 6 puntos en fila fueron determinantes, para que el aurinegro le ponga punto final a la historia. Ya la brecha volvió a ser de doble dígito: 78-65, a falta de dos minutos y por eso, el fenomenal cierre de Meneses en el visitante (10) fue insuficiente. Sirvió, pero solo para decorar el resultado: 80-75.

Síntesis – Primera División – Fecha #2

Olimpo 80: Franco Ruesga 5, Matías Mailo 0, Emilio Giménez 15, Fausto Ruesga 11, Valentín Bettiga 15 (FI); Agustín Solomón 3, Agustín Sánchez 12 (x), Agustín Pedro 3, Juan Pedro Hollender 10 y Franco Pallotti 6. DT: Juan Cruz Santini.

Napostá 75: Bruno Pallotti 2, Ramiro Aguirre 9, Kevin Zambrano 2, Juan Ignacio Bellozas 4, Nicolás Quiroga 23 (FI); Augusto Meneses 14, Matías Martínez 6, Mateo Fernández Solari 2, Gustavo Gentili 7, Antonio Iturrioz 6, Juan Manuel Bicondoa 0 y Luciano Polak 0. DT: Sebastián Aleksoski.

Parciales: 20-16, 44-30 (24-14), 61-51 (17-21) y 80-75 (19-24).

ÁrbitrosJorge Scheffer – Alejandro Ramallo.

Estadio: Norberto Tomás (Olimpo).

Ver planilla

 

Santiago Guerrero

Nació en Bahía Blanca el 11 de Diciembre de 1996. Técnico Superior en Periodismo en el Instituto Regional del Sur. Escribe para Gente de Básquet desde Marzo 2016.

View all contributions by Santiago Guerrero

Similar articles