Noche de Pollo y Buzzo

0 872

Fue des-co-mu-nal. Lo de ambos. Morán encestó 17 unidades perfectas en la segunda mitad: 4-4 t3, 1-1 t2 y 3-3 t1; mientras que Aníbal acertó ¡7-7 t3! en ese mismo lapso. A tan alto nivel de inspiración, no hay con qué darle. Con lo cual, Bahiense despachó a Olimpo con mucha solvencia al imponerse por 98 a 73, sellar la llave de cuartos de final por 2-1 y, automáticamente, convertirse en el rival de Villa Mitre en las semifinales del primer tramo.

En general, el vencedor arrojó grandes porcentajes en triples (14-23, 61%) y dobles (21-31, 68%). Comenzó a abrirse camino a la clasificación con una racha de ¡21-2! durante el 3ºC, la cual lo catapultó arriba por 58-43. Ello sopesó en la cabeza de Olimpo, al que posteriormente no le salió nada bien y terminó rindiéndose, tropezando por 37-63 en la etapa complementaria.

Bahiense del Norte trituró a Olimpo por 98 a 73, cerró 2-1 los cuartos de final del tramo inicial en primera división y accedió a la etapa semifinal. Allí, se las verá con ventaja deportiva frente a Villa Mitre, reeditando las finales del año pasado.

Es raro, muy raro, que el tercer y último partido de una serie se defina por diferencia de 25 unidades como lo ocurrido hoy.

Pero todo tiene una explicación. Vayamos por partes.

Olimpo amaneció animado y efectivo, encestando desde los 6m75 por intermedio de Matías Mailo y Chiqui Sánchez (4-8). Después, el anfitrión escuchó el despertador y se despabiló con un 2+1 de Juan Pablo Morán, tomando la batuta por primera vez (12-10), promediando el 1ºC. Incluso, estiró ese buen pasaje con asistencias del Pollo y gol de Federico Repetti, alargando a 16-12.

Todo se equilibró. Y quedó de manifiesto después de que Franco Ruesga acertara una bomba (19-20) y Juan Pedro Hollender lo empardara en 21, cerrándose el lapso.

Al comienzo del 2ºC, el aurinegro también madrugó a su rival, con aciertos de la Mona Giménez (21-23) y Hollender (21-25).

Aunque, en lo sucesivo, entró en un pantano.

Y Bahiense le sacó el jugo empatándolo en 27 y ampliando a 31-27 merced a una racha de 10-2, con 5m08s para el entretiempo y con reiteradas apariciones de Franco Pennacchiotti.

Otro bombazo de Morán, puso el 34-29 a 3m30s; pero el aurinegro se rehabilitó apretando los dientes atrás y ajustando la mira en ofensiva con Valentín Bettiga, para terminar al frente camino a vestuarios: 35-36.

Después que metí un par, sentí que no iba a errar y seguí tirando. La confianza del equipo y del entrenador siempre la tengo. Incluso, me dicen que tire más, pero hoy se me abrió el aro y bienvenido sea. Así como me tocó a mí, la próxima le puede tocar a otro. Estamos en otra semifinal más, la tercera, en otro año que estamos arriba y terminamos con el Nº1. Sorteamos al rival más duro que nos podía llegar a tocar, porque los chicos de Olimpo juegan muy bien y varios lo hicieron en otro nivel. Estoy contento por conseguir el triunfo, aunque la diferencia haya sido mentirosa. Sabíamos que nos estaban defendiendo muy cerrado y, si se nos abría el aro, se nos podía dar. Y se nos dio. Me pone feliz. (Aníbal Buzzo-Bahiense).

En 1m15s del complemento, Bettiga la mandó a guardar desde lejos (37-41). Y, lo que se estimaba como un afianzamiento olimpiense, resultó un estancamiento super extenso y letal.

¡Porque Olimpo no volvió a anotar durante los siguientes 5m01s!

Y, claro, para Bahiense fue como papita para el loro: con Morán (11 sin fallar) intratable, Pennacchiotti (4) aportando, Manu Peyronnet (4) colaborando y Buzzo (2-2 t3) habiendo cargado crédito para mandar mensajes.

De ese modo, Bahiense plasmó un ¡15-0! (52-41) que amplió a ¡21-2! (58-43), a 2m51s del epílogo del penúltimo acto. Un período soñado para el local que, inclusive, le puso el broche de oro Nachito González con una conversión lejana, apenas pasada la mitad del campo…

Con +16 de renta ingresó Bahiense a darle el golpe de nocaut a Olimpo (67-51).

En ese último parcial, Aníbal Buzzo adoptó la apariencia de Juan Espil y encestó un triple tras otro: a 7m50s (71-53), a 6m32s (76-53), a 5m43s (79-53), a 4m53s (82-56) y a 3m00s (89-67). Totalizó 5-5 más los 2-2 que acumuló en el tercer parcial… ¡El Curry maragato!

Por si fuera poco y debido a que le habían birlado el protagónico, Morán no quiso ser menos y remató el pleito con otros sendos bombazos (el primero con cristal), haciendo que su Olimpo del corazón se viera forzado a bajar los brazos.

Es que, a semejante nivel de inspiración, no hay manera de contrarrestarlo. Y eso que Olimpo intentó, mandando a Solomon a ahogar a Morán, con las corajeadas de Bettiga o la puntería exterior de Ruesga y Giménez.

Pero no alcanzó.

Y no iba a alcanzar ni jugando dos días seguidos.

Fue noche de Pollo y Buzzo. Ambos gravitaron y descollaron, combinando ¡38 unidades sin fallar en el segundo tiempo!

Excelsas gestiones. Al punto de llevarlos a semifinales.

Síntesis | Primera División – Cuartos de Final – Juego #3

Bahiense del Norte 98: Juan Pablo Morán 28, Andrés Barbero 8, Esteban Silva 11, Federico Repetti 4, Franco Pennacchiotti 16, (Fi); Ignacio González 4, Aníbal Buzzo 23, Manuel Peyronnet 4, Matías Ponzoni 0 y Amaury Hevia 0. DT: Alejandro Navallo.

Olimpo 73: Franco Ruesga 14, Cristian Victoria 2, Matías Mailo 5, Valentín Bettiga 17, Agustín Sánchez 10, (Fi); Franco Elichiry 2, Emilio Giménez 16, Juan Pedro Hollender 1, Agustín Pedro 0 y Agustín Solomon 2. DT: Juan Cruz Santini.

Parciales: 21-21, 35-36 (14-15), 67-51 (32-15) y 98-73 (31-22).

Árbitros: Horacio Sedán-Eduardo Ferreyra-Sebastián Arcas.

Estadio: Manu Ginóbili (club Bahiense del Norte).

Serie: Bahiense del Norte, 2-1.

Ver Planilla

Fotos: Mario Direne.

Video: Martín Gálvez.

Luciano Mutti

Nació el 5 de febrero de 1975, en Bahía Blanca. Periodista deportivo. Ex diario La Nueva. (21 años) y Revista Encestando (10). Escribe para Gente de Básquet desde agosto de 2016.

View all contributions by Luciano Mutti

Similar articles