Primero en la Lista

0 527

El de hoy, fue otro duro amanecer para los bahienses, especialmente los vinculados al deporte de los cestos.

Es que a los 84 años, y tras pelear contra una cruel enfermedad, dejó de existir el inefable Adolfo José Enrique Lista. Un hombre que pasó por todos los estamentos del básquetbol, siendo planillero, jugador, asistente técnico, entrenador-jefe y árbitro. Todo ello, hasta coronar su envidiable currículum colgándose la cucarda de haberse erigido en el presidente de la Asociación Bahiense de mayor presencia en el cargo: 21 años, desde febrero de 1995 a marzo de 2016.

Cascarrabias, cabrón, confiable, frontal, honesto, sanguíneo, leal, líder, querible… Muy bahiense. Dejó una huella difícil de igualar en su rica trayectoria. Tal es así que en mayo de 2016, el Concejo Deliberante le realizó un “Reconocimiento Ciudadano”. Y, hace exactamente un año, encabezado por el también bahiense Federico Susbielles, disfrutó de su momento al ser nombrado “Ciudadano Ilustre de la Provincia de Buenos Aires”.

El básquetbol de Bahía Blanca no puede reponerse de un fuerte cimbronazo, que inmediatamente recibió otro.

En la madrugada de hoy, se produjo la desaparición física de Adolfo José Enrique Lista (84 años), el ex presidente de la Asociación Bahiense con récord de permanencia en el cargo.

Fueron 21 años ininterrumpidos, desde 1995 a 2016.

“Estoy a disposición de ustedes. Les deseo lo mejor, que tengan unos ciclos mejores que los míos y hasta siempre. Se terminó, que les vaya bien”, fueron sus últimas palabras como mandamás, en la Asamblea brindada en 9 de Julio 62, no sin antes derramar varias lágrimas y dándole paso al joven Maximiliano Görg (40 años).

Si bien para la mayoría de nosotros, los contemporáneos a Lista, su imagen está relacionada con la dirigencia, “El Flaco” atravesó todos los estamentos del deporte de los cestos previo a sentarse en el sillón principal de la ABB.

Nacido el 8 de diciembre de 1933, como jugador no sobresalió, su figura fue desgarbada y era férreo en defensa. Se inició en Pueyrredón, pasó por América y también por Bahiense Juniors.

Después, durante parte de la década del `50 y `60, se calzó el silbato, comenzando con las divisiones formativas, hasta arribar a las categorías superiores. Esa actividad la prolongó hasta 1967.

Exitoso entrenador

Paralelamente, ya le atraía más dedicarse a la dirección técnica que a la arbitral, con lo cual en 1970 concretó su título habilitante de DT Nacional.

Fue campeón con Olimpo en el Argentino de Clubes, con la inolvidable cacheteada de Cicarelli frente a Obras. Y acudió al Sudamericano de Uruguay.

En 1971 llegó al seleccionado mayor de Bahía -campeón invicto en Junín- y en 1973 se coronó en el Argentino de Mar del Plata, con la base del equipo de nuestra ciudad.

Poco después, la CABB lo premió nombrándolo asistente de Abelardo Dasso, en el seleccionado nacional de Juveniles que se apropió de forma imbatida.

Ello, le valió ser invitado a China por el propio presidente Perón. De nueve partidos celebrados en Asia, salió airoso en ocho.

En 1981, ante la imposibilidad de que el DT Trama pudiera viajar, Lista lideró la delegación de básquetbol argentina en las Macabeadas de Israel.

Aparte, tuvo experiencias por nuestra zona, como en Río Colorado (1973) o Punta Alta, donde orientó a Sporting en 1986, interviniendo en el nivel C de clubes.

Dirigente de pura cepa

Si bien ser DT fue su principal vocación, tras dejar de ejercerlo, allá por 1992, Lista ingresó a la ABB para colaborar. Seguramente lejos de pensar que, a la postre, terminaría convirtiéndose en el presidente de más extenso mandato en la historia.

Es que, tras ser vicepresidente de Vicente Clemente en 1994, el 28 de febrero de 1995 asumió la presidencia, esa misma de la cual le costó desprenderse para darle paso a Maximiliano Görg a las 20.43 del día 9 de marzo de 2016.

Con los colores celeste y blanco tatuados, el Flaco sacó pecho cuando designaron a nuestra ciudad como sede del Sudamericano de selecciones mayores en 1999. Fue su mayor galardón.

Reacio a aceptar el avance deportivo de la Liga Nacional, que le entorpecía el normal desarrollo de los certámenes locales, con el paso del tiempo Lista supo aggiornarse para ser equitativo.

Era capaz de levantar el teléfono y elevar la voz con quien sea que esté del otro lado o de colarse en el rectángulo de juego, en cualquier Provincial, para dejarles en claro a los árbitros que no estaba de acuerdo con una sanción que perjudicara a su Bahía Blanca querido.

Ya alejado de las responsabilidades, peleando contra una cruel enfermedad, el 5 de mayo de 2016 fue homenajeado por el Honorable Concejo Deliberante de Bahía Blanca con una placa como “Reconocimiento Ciudadano”, en relación a su sustancial aporte al básquetbol local.

Y, hace exactamente un año atrás, en el Museo del Deporte fue condecorado como “Ciudadano Ilustre” de la provincia de Buenos Aires, en una iniciativa del presidente de la CABB y también legislador, Federico Susbielles.

Se fue Adolfo Lista.

Un apasionado.

De su familia, de la dirigencia, del básquetbol…

Pero, más, de Bahía Blanca.

Luciano Mutti

Nació el 5 de febrero de 1975, en Bahía Blanca. Periodista deportivo. Ex diario La Nueva. (21 años) y Revista Encestando (10). Escribe para Gente de Básquet desde agosto de 2016.

View all contributions by Luciano Mutti

Similar articles