Desarrollo Individual

0 380

Se denominará 2018/24 y estará coordinado por Carlos Duro. Apuesta a seguir con lupa el desarrollo de los jóvenes más destacados de cada camada. Abarcará una extensa red de entrenadores, jugadores, preparadores físicos, médicos, nutricionistas y dirigentes y estará sostenido por una plataforma informática asociada. Tendrá siete coordinadores regionales, entre los que se encuentran los bahienses Marcelo Richotti (Neuquén, Río Negro, Chubut, Santa Cruz y Tierra del Fuego) y Gustavo Horvath (Buenos Aires).

En el marco de su proyecto deportivo de 2015, la Confederación Argentina de Básquet decidió apostar de lleno por el desarrollo y seguimiento de los jóvenes más destacados de la disciplina. Por eso, como ya se ha podido apreciar, en este 2015 ya se realizaron distintos campus (dos por región y otro dos por posición), analizando de manera detallada cada caso. No obstante, ahora sí podemos anunciar el lanzamiento definitivo del Programa 2018/24, que abarcará a una extensa red de entrenadores, jugadores y dirigentes para cubrir todo el espacio geográfico del país, mejorar el reclutamiento y sostener un contacto permanente con cada chico.

El plan estará a cargo del entrenador Carlos Duro, quien además sostendrá su puesto en la Selección U16, pero a la vez será escoltado por otros siete coordinadores regionales ya designados y otros 24 referentes provinciales, que serán escogidos por cada Federación para aceitar el circuito de seguimiento y comunicación. Los coordinadores regionales serán: Eduardo Japez (monitoreando la zona de Santiago del Estero, La Rioja, Tucumán, Salta y Jujuy), Gustavo Mascaró (Formosa, Corrientes, Misiones y Chaco), Daniel Farabello (Córdoba, Santa Fe y Entre Ríos), Iván Najnudel (área Metropolitana), Gustavo Horvath (Buenos Aires), Marcelo Germanetto (San Juan, San Luis, Mendoza y La Pampa) y Marcelo Richotti (Neuquén, Río Negro, Chubut, Santa Cruz y Tierra del Fuego). Además, cada Federación tendrá un dirigente responsable, encargado de monitorear su zona. En la rama femenina, en tanto, Hernán Amaya liderará el proyecto (de hecho, ya encabezó distintos campamentos).

El programa es multidisciplinar y apuesta a la interacción de entrenadores, preparadores físicos, médicos y nutricionistas. De esa manera, cada jugador será estudiado en su mejoramiento y evolución, interactuando en una pirámide jerárquica sostenida desde el plano nacional, regional y provincial. Justamente, uno de los puntos centrales para esa interacción se concretará a partir de una plataforma informática asociada, en fase de elaboración, en la que los chicos recibirán tareas y deberán cumplir metas precisas a corto y mediano plazo. Paralelamente, el desafío es trabajar para establecer centros de desarrollo individual en cada provincia, bajo el respaldo de la Secretaría de Deportes de la Nación, para realizar allí los futuros encuentros. Es importante resaltar que también fue decisiva la colaboración del ENARD para la puesta en funcionamiento del plan. El resto de la inversión, será completada por CABB.

Según su líder Carlos Duro, el 2018/24 tiene ocho objetivos marcados: detectar a los talentos nacionales más destacados de cada camada; realizar un seguimiento para acompañar el desarrollo de los mejores jugadores de cada provincia; interactuar con los entrenadores, líderes regionales y coordinador general; gestionar y llevar adelante los campus regionales; trabajar la técnica y la táctica individual; realizar una evaluación general de cada campus de manera grupal e individual; designar tareas para cada jugador para su seguimiento individual; y comunicar a cada seleccionador nacional los talentos detectados, así como también al responsable del Plan Altura, Sebastián Uranga, quien acompañará desde su lugar.

«El plan necesita que los entrenadores formadores estimulen el sacrificio en los jóvenes y dediquen tiempo extra al trabajo individual. Pero también se necesita que éstos tengan minutos en cancha donde puedan desarrollar lo practicado. Todos: entrenadores, dirigentes y CABB tenemos que estar a la altura. Y haremos lo que esté a nuestro alcance para que el proyecto sea exitoso», manifestó Duro. Por su parte, Juan Espil, Directo Deportivo, resaltó el valor de apostar por los menores: «Para nosotros es decisivo que las camadas que vienen se fortalezcan. Es nuestro desafío central. Por eso consideramos tan importante este programa. Queremos llegar a todos los rincones y aceitar el circuito de comunicación interna. Si lo conseguimos, habremos dado un gran paso adelante».

Fuente: Prensa CABB.

Mauro Gustavo Giovannini

Nació en Bahía Blanca, el 11 de febrero de 1986. Técnico Superior en Periodismo Deportivo. En Gente de Básquet desde 2011. En Deportes del diario La Nueva. desde 2013. Voluntario en el Mundial Juvenil de Vóley 2011, en el Rally Dakar 2012, en los Juegos Olímpicos de Río 2016 y en los Juegos Olímpicos de la Juventud Buenos Aires 2018.

View all contributions by Mauro Gustavo Giovannini

Similar articles