Segundo traspié seguido

0 38

El Rojo ganó un atractivo encuentro ante Villa Mitre, de local en el Paccagnella y por 84-75. Gran noche del extranjero Jelk con un doble doble de 19 puntos y 17 rebotes; mientras que Gutiérrez (22 puntos) y Pennacchiotti (21 tantos y 18 rebotes) fueron lo mejor de la visita.

El local sacó una buena ventaja en el primer cuarto (20-13), y luego, la supo administrar con tranquilidad. El tricolor, que sumó su segunda derrota seguida, cerrará la gira ante Parque Sur el día jueves. 

El partido terminó dándose como se preveía: friccionado, parejo y cambiante. Villa Mitre arrancó un parcial 7-0 arriba después de ganar la pelota en el salto. A Rocamora no le salieron las cosas en los primeros cinco minutos pero puso el tablero 9-9 y desde el banco visitante llegó el pedido de minuto. Después, cuando David Jelks le puso tiza a sus manos –había fallado un par claras debajo del aro- la historia empezó a cambiar. Mauro Araujo también aportó lo suyo y el parcial quedó 20-13 para el local. En la visita los dobles largos de Pennacchiotti fueron lo destacado.

Se abrió el segundo cuarto con triple de Justo Catalín para que el Rojo se aleje por 10, aunque de inmediato apariciones de Scarpaci y Pennacchiotti obligaron a Varas a pedir minuto (23-17). El partido siguió con un trámite parejo y Rocamora encontró efectividad en los tiros de tres, Más Delfino embocó dos y Gutiérrez otro hasta que el marcador quedó 38-25. De todas formas fue Villa Mitre el que tuvo un mejor cierre y con un parcial 6-0 dejó las cosas más que abiertas para cuando volvieran del descanso largo (38-31).

En los primeros pasajes del reinicio Rocamora mantuvo una ventaja de entre 7 y 9 puntos gracias a un buen pasaje de Jelks. En Villa Mitre de a poco empezó a crecer la efectividad de José Gutiérrez, quien en el primer tiempo no había lastimado mucho. La brecha se acortó hasta los cuatro puntos y en un momento complicado del juego un triple de Gerbaudo le devolvió serenidad al Rojo (55-47). Los triples fueron valiosos en los pasajes finales ya que Matías Caire anotó dos y así el local logró irse arriba 63-53 al último break.

Arrancó el último cuarto y el equipo de Varas no consiguió anotar, fue tres veces a la línea pero con un 50% de efectividad. Villa Mitre, en cambio, encontró goles y de buenas a primeras el tablero quedó 66-64. Lógicamente hubo un llamado urgente al banco y justo a la vuelta un triple de esos con parábola mezquina de Kily Romero calmó las aguas (69-64). Después, el Rojo aprovechó la penalización visitante y fue seguido a la línea para llegar a 10 de distancia nuevamente (74-64) con tres minutos por jugar.

Rocamora dio la sensación de tenerlo liquidado y si no fue así es porque en dos oportunidades José Gutiérrez clavó tremendos bombazos que prolongaron la agonía. Villa Mitre fue a la carga contra un Rocamora que se armó bien atrás y desde esa línea logró salir rápido para encontrar los puntos que hacían falta para bajar la persiana y festejar el triunfo. Después de mucho correr y transpirar el equipo volvió a ganar y ahora tendrá varios días para preparar la gira de la semana próxima ante Racing y Ciclista.

Informe y foto: Prensa Rocamora.

ESTADÍSTICAS OFICIALES

Santiago Guerrero

Nació en Bahía Blanca el 11 de Diciembre de 1996. Técnico Superior en Periodismo en el Instituto Regional del Sur. Escribe para Gente de Básquet desde Marzo 2016.

View all contributions by Santiago Guerrero

Similar articles