Uno más y no piden más

0 929

Recién cuando Andreanelli facturó ambos en la línea a 11s1, Estrella pudo respirar profundo y exhalar al concretar su victoria sobre Sportivo Bahiense por 93 a 90. Antes, debió atravesar mucho sufrimiento y un escaso 58% (21-36) en tiros libres. De ese modo, se adelantó 1-0 en la serie por el Repechaje, en la cual está en danza la última plaza del torneo de primera división de cara a 2019.

El auriazul pareció encaminarse durante el 3ºC, cuando sacó diez de renta (59-49) y manejó esa diferencia en la mayor parte. Aunque el tricolor se vino con Rizzo y Tuero como emblemas, al punto de colocarse a uno (90-91), restando 13s6 y tras bomba de Joaco. Santiago Quiroga (24 pts y 26 de val) por el local y el propio Rizzo (29 y 26) por la visita, emergieron como los más sobresalientes. La seguirán el miércoles, en el Eladio Santos.

La Promoción es esa llave donde todo puede pasar, porque el elenco de Primera asume la mayor responsabilidad y atraviesa varios días sin actividad. Mientras que el subcampeón del Ascenso, si bien afronta el mal trago de no haber ascendido ya, en los papeles es consciente de que la mayor presión la tiene su oponente.

En el Luis Álvarez, la paridad reinó desde el vamos, hasta que un triple de Gastón Diomedi (7-4) comenzó a oficiar de llave para abrirle el camino a Estrella.

Es que, en lo sucesivo, surgieron un par de apariciones consecutivas de Joaquín Larrandart más granada de Amilcar Andreanelli, dándole paso a una interesante luz de 8 (16-8) en apenas 4m09s de acción.

Acto seguido, enfrente, el que comenzó a ser intratable fue Nahuel Rizzo (10), a quien se añadió Lucas Santarelli con un triple, para redondear una racha de ¡11-2! que le permitió dar vuelta el trámite: 18-19.

No contento con ello, Sportivo disfrutó del triple de Facundo Sastre en la recta final de ese tramo, para apropiárselo por 21-24.

Ya en el 2ºC, otra bomba de Sastre mantuvo a los suyos arriba (26-27).

No obstante, Estrella respondió por la misma vía y con el mismo autor: Mariano Trellini facturó por duplicado desde los 6m75. Y fue el momento de saltar al campo para Santiago Quiroga, quien rápidamente se convirtió en la más segura vertiente ofensiva del auriazul, para continuar discutiéndole la supremacía a Sportivo.

Al tiempo que Quiroga (11) encestaba por el dueño de casa, del otro lado respondía Rizzo (4 más), cuestión por la cual Estrella se dirigió a zona de vestuarios comandando por la mínima (46-45).

Todos los partidos van a ser así. Juegan los nervios y la ansiedad de los dos lados. Ahora, nuestra idea es ir a definirlo allá, vamos a salir con todo porque la meta es dejar al club en Primera y eso es lo que intentaremos. Esto de estar jugando la Promoción no era el objetivo a principios de año, pero sufrimos lesiones y se nos fue Alan (Pan), que era importantísimo. Pero hay que poner la cara y sobrevellevarlo, no queda otra. Somos un equipo acostumbrado a meter los libres, pero no se nos está dando últimamente… Hay que seguir confiados y para adelante (Santiago Quiroga-Estrella).

En la reanudación, Estrella estuvo más suelto y entero.

Comenzó a gravitar más seguido Nahuel Cámara (7) adentro y Quiroga (8) continuó dañando con penetraciones.

Ello, le permitió al local distanciarse con seriedad en 4m19s: 57-49. Hasta que, 30s después, Trellini anotó una bandeja que le otorgó la máxima luz de la noche a Estrella (59-49).

Sin embargo, Sportivo se recompuso con Rizzo (9) como eje para achicar y venirse peligrosamente, en las postrimerías de ese penúltimo cuarto (60-65).

Un bálsamo para el anfitrión resultaron el triple de Diomedi y el doble+adicional de Quiroga en el pasaje de cierre, para poder despegarse a 71-64.

Estrella siguió manejando la renta y teniendo el control, hasta los 3m30s iniciales de ese último segmento (80-72).

Posteriormente, Sportivo hizo saber que estaba ahí, con vida, recortando la desventaja con cinco unidades de Yoel Asnaghi, saliendo beneficiado por una técnica a Matías Specogna y así se colocó a tres en dos ocasiones: 77-80 a 4m05s y 79-82 a 3m01s.

Estrella comenzó a penar en la línea -hizo 6-15 en el 4ºC- aunque nuevamente entre Cámara y Quiroga se las ingeniaron para cazar algo de oxígeno: 87-81, a 1m46s.

Sportivo lejos estaba de bajar los brazos, con lo cual Rizzo machacó de tres (84-87) a 1m35s. Enfrente, tanto Andreanelli como Cámara, hicieron 1-2 t1 y el local lideraba por 89-84, a 1m17s.

Posteriormente fue Rizzo el que aplicó 1-2 (85-89) a 1m06s, Quiroga marró de tres y Joaquín Tuero ilusionó a su parcialidad con un doble corto (87-89), a 41s3.

Con el estadio en llamas y la pelota pesando una tonelada, Andreanelli se posteó en la pintura y sacó un tiro poco ortodoxo pero super efectivo que hizo estallar a los suyos, quedando 18s5: 91-87.

Cuando el pelado se calzaba el traje de héroe, Tuero firmó un triple (90-91) a 13s6 que hizo aparecer fantasmas.

Después, el tricolor no tuvo más remedio que frenar a Andreanelli con 11s1 y Amilcar archivó ambos simples, ampliando la brecha a tres (93-90). El último intento para empatar de Sportivo fue torcido y, recién allí, el auriazul pudo desahogarse.

Su gente quiere una más y no pide más.

Síntesis – Primera División – Promoción – Juego #1

Estrella 93: Amilcar Andreanelli 11, Gastón Diomedi 10, Mariano Trellini 15, Joaquín Larrandart 11 (x), Nahuel Camara 15, (FI); Franco Cardone 0, Matías Specogna 6 (x), Santiago Quiroga 24 y Facundo Aman 0. DT: Claudio Queti.

Sportivo Bahiense 90: Joaquín Tuero 9, Julián Gutt 0, Yoel Asnaghi 14, Nahuel Rizzo 29, Facundo Goenaga 10, (FI); Facundo Sastre 6, Lucas Santarelli 12, Nicolás Martínez 4 y Miguel García 6. DT: Gustavo Candia.

Parciales: 21-24, 46-45 (25-21), 71-64 (25-19) y 93-90 (22-26).

Árbitros: Sebastián Giannino – Horacio Sedán – Eduardo Ferreyra.

Estadio: Luis Álvarez (club Estrella).

Serie: Estrella, 1-0.

Ver Planilla

Fotos: Mario Direne.

Video: Mauro Giovannini.

Luciano Mutti

Nació el 5 de febrero de 1975, en Bahía Blanca. Periodista deportivo. Ex diario La Nueva. (21 años) y Revista Encestando (10). Escribe para Gente de Básquet desde agosto de 2016.

View all contributions by Luciano Mutti

Similar articles