Visitá la Copa del Mundo

0 110

Con un evento a la altura de su jerarquía, este miércoles pasó por Buenos Aires la Copa Naismith, que recibirá el próximo campeón en el Mundial de China.

El trofeo, proveniente de Túnez, realizó una escala inicial en el mítico Luna Park (sede del primer Mundial de básquet en 1950), después se trasladó al Hotel Panamericano, más tarde fue compartido al público frente al Obelisco y finalmente viajó hasta CeNARD para tomarse fotos con algunas de nuestras selecciones formativas.

Durante el evento en el Hotel Panamericano, participó el entrenador Sergio Hernández, quien regaló muy interesantes reflexiones de cara al inicio de la preparación de la Selección mayor. También fue distinguido el club Villa del Parque por su contribución al plantel del histórico Mundial de 1950.

El jueves, la Copa pasará por Bahía Blanca y luego retomará su viaje por el mundo, en este caso, camino a Grecia. A 65 días del inicio del Mundial, vale recordar que Argentina iniciará su preparación el 17 de julio y que afrontará los Juegos Panamericanos de Lima con la base del plantel mundialista a fines de ganar rodaje y pelear por una medalla.

En Bahía, la Copa podrá observarse en el Museo del Deporte (Drago 45), de 11 a 21.

Previamente, desde las 11, se ofrecerá una presentación y conferencia, a cargo de Federico Susbielles (presiente de la CABB), Bernardo Stortoni (subsecretario de Deportes de la comuna) y el jugador Lucio Redivo.

El Trophy Tour comenzó el 23 de mayo, en Pekín (China) y ya recorrió otras doce ciudades: Varsovia (Polonia), Dakar (Senegal), Milán (Italia), París (Francia), Belgrado (Serbia), Madrid (España), Berlín (Alemania), Nueva York (Estados Unidos), Praga (Rep. Checa), Estambul (Turquía) y Túnez (Túnez).

Mientras que el itinerario continuará el fin de semana, en Heraklion (Grecia). Luego, la copa visitará Los Ángeles (Estados Unidos), Teherán (Irán), Podgorica (Montenegro), Christchurch (Nueva Zelanda), Melbourne (Australia), Amman (Jordania), Manila (Filipinas), Seúl (Corea del Sur), Tokio (Japón), Moscú (Rusia), Shenzhen, Dongguan, Guangzhou, Foshan, Wuhan, Nanjing y Shanghai (todas e China) hasta recalar en Pekín nuevamente.

Los principales conceptos de Hernández en diez frases:

“Nos ilusionamos con poder competir. Si uno se pone a ver lo que ha hecho oficialmente este grupo, a nivel resultados, es impecable. Pero no nos hemos enfrentado con potencias europeas. Y necesitamos esa referencia para saber dónde estamos parados”.

“No me gusta vivir de los recuerdos y de experiencias pasadas. En 2006 no tenía bagaje y me apoyé en los jugadores. Hoy es al revés. Salvo Luis Scola soy la persona con más experiencia del grupo. Espero poder volcarla. Deseo mucho que a este equipo le vaya bien”.

“Ahora se viene lo lindo. Vamos a prepararnos una semana en Bahía Blanca y ya nos iremos para Lima a competir. Se dice que ‘vamos al Panamericano a preparar el Mundial’ y no es así: al Panamericano vamos a ir para ganarlo. Si eso sirve de preparación para China, bienvenido sea”.

“La idea de llevar planteles similares al Panamericano y al Mundial es que ya vayan entrenando juntos. La alternativa era citar dos equipos totalmente diferentes, con cuerpo técnico diferente, pero me resultó mejor opción darle tiempo de trabajo a esta camada nueva”.

“Lo de las ventanas de Eliminatorias, salvo por el choque de intereses entre FIBA y Euroliga, que espero se resuelva pronto, me pareció un buen sistema de clasificación. En cuanto a la clasificación a los Juegos Olímpicos vía Mundial, es una experiencia nueva, pero tiene la misma dureza que tenían los Preolímpicos. Por ahí, por momentos, será injusto, porque cada equipo dependerá de sus cruces de eliminación, y no nos cruzaremos entre americanos”.

“Sería un sueño clasificar a Tokio 2020. Me hace ilusión que esta camada lo pueda lograr. Todos tienen el mismo objetivo. Hay que entender que no es fácil. Ojalá el básquet y los cruces quieran que seamos uno de los dos clasificados a los Juegos Olímpicos por América. Pero si no se da en el Mundial, habrá que irlo a buscar en un hipotético Repechaje. ”

“Que este sea mi tercer Mundial como entrenador (récord en la historia de Argentina) me indica que estoy un poco viejo, pero sobre todo me da un orgullo enorme. Hay entrenadores enormes en nuestro país que podrían dirigir a la Selección, incluso mis asistentes actuales. Hemos tenido técnicos buenísimos. El hecho de que el que más partidos ganados y jugados en la historia de los mundiales sea yo, no me lleva a creérmela. Lo celebro y trataré de honrarlo todos los días de entrenamiento, en la atención a la prensa, en las victorias y en los días de derrota”.

“Me pone contento que haya cuatro DT’s argentinos en China. En las últimas competencias que he participado hubo muchos entrenadores nuestros. Eso habla muy bien del entrenador argentino, que es considerado y reconocido en el mundo entero. Me pone feliz y sobre todo orgulloso”.

“Francisco Caffaro es citado porque se lo merece. Tiene más de diez años por delante en la Selección. A título personal, creo que es el jugador que más alegrías nos va a dar en el futuro, tanto en Europa, como en la NBA”.

“El ingreso de Tayavek Gallizzi es por necesidades del plantel. Gallizzi nos da entrega, energía y un nivel físico que son de nivel internacional. Además ha tenido una gran Liga Nacional y por eso está en la convocatoria”.

Fuente: CABB.

Fotos: CABB y FIBA.

Mauro Gustavo Giovannini

Nació en Bahía Blanca, el 11 de febrero de 1986. Técnico Superior en Periodismo Deportivo. En Gente de Básquet desde 2011. En Deportes del diario La Nueva. desde 2013. Voluntario en el Mundial Juvenil de Vóley 2011, en el Rally Dakar 2012, en los Juegos Olímpicos de Río 2016 y en los Juegos Olímpicos de la Juventud Buenos Aires 2018.

View all contributions by Mauro Gustavo Giovannini

Similar articles