No se baja

0 622

Villa Mitre venció como visitante a Liniers por 76 a 66 y es más puntero que nunca en el Oficial. En un partido caliente, discutido –tanto dentro como fuera de la cancha- y con un arbitraje muy polémico, el “Tricolor” disfrutó de un tremendo segundo cuarto (26-5), y aunque el local a puro corazón llegó a ponerse a 4 cerca del cierre, los de Ugolini mostraron tranquilidad para terminar festejando. El ganador contó con buenas actuaciones de Diomedi (16, 7/13 TC), Pineda (14, 11 en el 2C), Heinrich (13, 7/9 T1, 7 en el 4C, 9 rebotes) y Renzi (10, 2/4 T3). Por el dueño de casa, que sigue sin contar con Gonzalo Martínez y Dottori, no alcanzó con lo hecho por Torre (20, 13 en el 1C), Pizzo (18) y Matías Martínez (13, 7/9 T1).

Con intensidad pero impreciso, así arrancó la noche en el Sagasti entre el puntero y el escolta del campeonato. Con Torre (6) castigando desde el perímetro con dos triples, y más allá de carecer de otras vías de gol (el resto 1/5 TC), Liniers parecía manejar el trámite del juego (8-5 a 6m) ante un visitante que sumaba con un par de tiros de media y larga distancia pero abusaba del tiro exterior sin poner el balón en la pintura. Torre se siguió mostrando determinante durante todo el parcial (cerró con 13), esta vez atacando el cesto con decisión para que local mantenga el dominio por buena parte del cuarto (última vez al frente 16-15 a 2.56), pero desde la dependencia del base (el resto terminó con 3/11 TC) comenzaron los problemas para el “Chivo” que cedió la iniciativa y Villa Mitre lo aprovechó jugando de adentro hacia afuera, ya que Heinrich (4) era el eje de las ofensivas y tanto Diomedi (5) como Berdini (5) supieron maximizar los espacios para que el “Tricolor” se lleve el primer período por 22 a 20.

La historia dio un vuelco brusco en el comienzo del segundo cuarto, porque el visitante entró sumamente enchufado, maximizó las pérdidas rivales (3) con Renzi cortando línea de pase, corrió la cancha con Diomedi (4) y Acosta y sumó con el efectivo ingreso de Pineda (5) para marcar un parcial de 15 a 0 en 4 minutos que abrió el partido (37-20) con una tremenda puntería (6/7 T2) y aprovechando el desconcierto del dueño de casa (0/5 TC) que no lograba tener ofensivas de calidad. En un contexto que se volvió muy extraño – Un error en la planilla le concedió un tiempo muerto al local que había sido pedido por la visita por lo cual Aleksoski, ya sin minutos, no pudo parar el juego en el peor momento; luego cayó agua cerca del banco albinegro que obligó a frenar el juego por unos minutos – Liniers siguió padeciendo sus ofensivas, errático (7 pérdidas) y peleado con el aro (terminó con 2/12 TC) y Villa Mitre nunca bajó el pie del acelerador, Pineda fue una gotera (11) mostrando un calidad en la zona pintada y Acosta estaba activo en ambos costados para que el equipo de Ugolini se vaya a los vestuarios con una ventaja sumamente importante: 48-25.

Tras el descanso largo el trámite cambió y el partido se volvió más parejo con Liniers dando señales de vida, porque Starc (5) y Pizzo (5) comenzaron a tomar decisiones en ataque para que su equipo empiece a carburar y acorte en algo la diferencia (53-35) a mediados del parcial, ya que el visitante contaba con la mano Renzi (5) pero no tenía otras vías de gol. Aprovechando que su rival abusaba del tiro exterior (1/7 TC en el 3C), el dueño de casa se hizo fuerte en el rebote defensivo y mostró sus dotes ofensivas, Torre y Martínez aparecieron con bombas oportunas y Goenaga (3/4 T1) hacía el trabajo sucio en la pintura para que, mediante un parcial de 12 a 0, el “Chivo” se ponga a 6 (53-47 a 2.06). Pero fue Villa Mitre el que lo cerró mejor, volviendo al juego físico que tanto resultado le dio, aplacó el ritmo del partido y logró sumar con las penetraciones de Acosta y Diomedi para llevarse ventaja de 10 al último período: 59-49.

Ya en el último período la historia siguió emparejándose, Villa Mitre parecía estar incómodo en ofensiva (2/7 TC), no lograba tomar tiros de calidad y solo sumaba mediante arrestos individuales, mientras que Liniers, con más tranquilidad en sus ataques, pasándose la bola y con Pizzo (6) como bandera más un triple de Martínez, achicó a 4 (66-62) a falta de 3.56 dejando el final abierto. Pero hasta ahí llegó la guapeada local, porque no volvió a anotar goles de campo (0/5 TC), desaprovechó  oportunidades (3 pérdidas) y perdió peso en la pintura (Starc, Goenaga y Marinsalta afuera por 5F) dentro de un ambiente caliente y con varios fallos discutibles, y la visita apeló a su experiencia, Heinrich (cerró con 7, 5/7 T1) hizo valer su peso y Renzi anotó una bomba oportuna para que los de Ugolini se lleve un triunfo importante, en un cierre que tuvo discusiones entre los planteles –Martínez, Renzi, Berdini los más alterados- y con el público aunque no pasó a mayores. La cima sigue siendo “Tricolor”.

 

 

Síntesis | Primera División – Oficial – Fecha #6

Liniers 66: Santiago Torre 20, Matías Martínez 13, Mariano Pizzo 18 (x), Fabricio Starc 8, Facundo Goenaga 5 (x) (FI); Iván Petrini 0, Matías Ticozzi 0, Julián Marinsalta 2 (x). DT: Sebastián Aleksoski.

Villa Mitre 76: Marcelo Berdini 7 (x), Gastón Diomedi 16, Sebastián Acosta 8, Santiago Susbielles 3, Ramiro Heinrich 13 (FI); Nicolás Renzi 10, Javier Bollo 5, David Pineda 14. DT: Ariel Ugolini.

Parciales: 20-22, 25-48 (5-26), 49-59 (24-11), 66-76 (17-17).

Árbitros: Alejandro Ramallo – Sebastián Giannino.

Estadio: Hernán Sagasti (Liniers).

Ver Planilla

 

La peor confirmación

Los estudios revelaron que Fernando Prado tiene una rotura de ligamentos en su rodilla derecha, por lo que se perderá lo que resta de la temporada. A mediados de octubre se realizaría la operación y es una incógnita si volverá a la actividad en 2016. En tanto, Gonzalo Martínez mantiene la contractura que lo dejó afuera de los últimos dos partidos y aguardan su evolución, mientras que Agustín Dottori continúa con dolencias en su rodilla pero probablemente comience a trotar en el entrenamiento del lunes.

Misma historia

Villa Mitre se llevó su segundo triunfo de la temporada del Hernán Sagasti. El dato curioso es que fue por el mismo marcador que en el Ciudad de Bahía Blanca: 76-66. A su vez, el partido fue arbitrado por la misma dupla de aquella noche: Alejandro Ramallo y Sebastián Giannino.

Leonardo Quinteros

Nació en Bahía Blanca, el 4 de Diciembre de 1989. Estudiante avanzado en Técnico Superior en Periodismo Deportivo. En Gente de Básquet desde 2012.

View all contributions by Leonardo Quinteros

Similar articles