Toma aire

0 591

San Lorenzo derrotó en el Sagasti a Liniers por 80 a 74 y consiguió su segundo triunfo consecutivo por primera vez en el año. El Naranja pegó de arranque (12-1 en 5.12m) y dominó el partido durante 30 minutos (62-50); luego aguantó la reacción local (63-62 a 5.19m) y mostró personalidad para cerrarlo. Con Luciano Fortelli (20 + 7 reb + 6 as) como dueño del equipo, el ganador tuvo ráfagas importantes de Esteban Benedetti (16, 8/11 T1), Mauro Blázquez (13), Federico Biggi (13, 5/6 T2) y Andrés Hildemann (10, todos en el 2C). En el Chivo, que pese a dominar los tableros tuvo porcentajes muy bajos, no alcanzó con las actuaciones de Mauro Zalguizuri (20), Mariano Pizzo (17, 10/11 T1, + 12 rebotes) y Juan Ignacio Bellozas (14, 12 recobres, 4 tapas).

El partido le sonrió de arranque a San Lorenzo, que cerrado en la pintura aprovechó un inicio para el olvido del dueño de casa (0/3 T3, 0/6 T2, ½ T1 –primer punto del juego-, 4 pérdidas) y voló en ataque, atacando el cesto (5/8 T2) y con solidaridad (los cinco iniciales anotaron, Benedetti abanderado) sacó una buena luz (12-1) en 5.12 minutos de partido.

Un triple de Pizzo -primer gol de campo tras 5.48 minutos- cortó la sequía y el crecimiento de Bellozas (5) en la pintura sacaron del letargo a Liniers, pero el Chivo siguió impreciso (6 pérdidas, 3 por faltas ofensivas) y no pudo apoderarse del trámite, mientras que la visita no se salió del libreto, Benedetti (6) siguió rompiendo con facilidad y Fortelli (5) castigaba de larga distancia haciendo que el Naranja se lleve el primer período por 19 a 14.

Poco cambió para el segundo cuarto. Liniers se chocó con una pared en ataque, abusó del tiro exterior (1/7 T3), cometió errores en momentos de ventaja y cuando igualó el juego físico de su rival, sufrió desde la línea (5/11 T1). San Lorenzo fue paciente, no se desesperó cuando su ofensiva se estancó y pegó en el momento justo: Blázquez (5) encendió el motor con sus penetraciones y Hildemann (10) tuvo un cierre de alto vuelto yendo para adentro haciendo que el visitante se vaya +14 a los vestuarios: 42-28.

Ser más regulares era una cuenta pendiente que teníamos, veníamos de jugar dos buenos partidos, hoy la idea era poder descontar diferencias con Liniers que es el rival que tenemos arriba, por suerte pudimos ganar. Ese es el juego que tenemos que plantear (la defensa), hay que tener en cuenta que nos faltan tres jugadores mayores, estamos cortos, los chicos dieron una mano bárbara pero a lo último se sintió. Se dieron cuenta que nuestro juego era ir para adentro y se cerraron un poco más, nos quedaron tiros abiertos que no entraron pero pudimos soportar la reacción de ellos. Ganar te cambia totalmente la cabeza y el humor (Luciano Fortelli)

El tercer parcial fue similar al segundo en cuanto a la diferencia que manejó el visitante, más allá que la ofensiva de Liniers comenzó a dar señales de vida, dejando un juego con más ritmo.

En un trámite mucho más físico, esta vez fue el local el que impuso condiciones con el oficio de Pizzo (8, 6/7 T1) y la aparición de Zalguizuri (8 tirando para 11) moviendo el tanteador y comenzando a complicar al perímetro rival con el tema infracciones, más allá que las pérdidas (6) fueron un problema sin solución. En ese contexto, el Naranja no se achicó y dobló la apuesta, con un buen juego de pases y el goleo exterior de Fortelli (7) y Biggi (5) dentro de una sólida tarea colectiva, San Lorenzo llegó a sacar la máxima de 16 y llegó al período final con aire: 62-50.

Todo lo construido por el visitante pareció desmoronarse en un abrir y cerrar de ojos, porque perdió la brújula adelante (0/6 TC, 1/4 T1, 2 pérdidas) y se vio abrumado por un Liniers que contó con una ráfaga de Zalguizuri (6) más el goleo de sus internos para establecer un parcial de 12 a 1 que acortó la diferencia a la mínima: 63-62 a 5.19 minutos.

La reacción Naranja llegó justo a tiempo, consiguió un par de frenos defensivos y de la mano de Benedetti (6) y Fortelli (4) con acciones claves, estampó una racha de 11 a 1 que le devolvió la tranquilidad (74-63 a 3m). Cargando el tablero ajeno y con puntos de sus internos, Liniers no bajó los brazos pero San Lorenzo, pese a ir perdiendo jugadores por límite de infracciones, siguió sumando desde la línea (12/19 T1 en el 4C) y no sufrió en el cierre, para conseguir su segundo triunfo de manera consecutiva.

Síntesis | Primera División – Oficial – Fecha #3

Liniers 74: Mauro Zalguizuri 20, Gonzalo Martínez 7, Mariano Pizzo 17 (x), Bruno Ferrandi 2, Juan Ignacio Bellozas 14 (FI); Julián Marinsalta 9, Bautista Olivera 5, Santiago Pascual 0, Lucas Marín 0, Franco Ferrari 0. DT: Ignacio Ferhmin.

San Lorenzo 80: Luciano Fortelli 20, Mauro Blázquez 13, Esteban Benedetti 16, Federico Biggi 13 (x), Facundo Goenaga 6 (x) (FI);  Matías Piñero 2 (x), Andrés Hildemann 10 (x), Nahuel Diez 0, Nicolás González 0, Julián Carminatti 0. DT: Juan Martín Seret.

Parciales: 14-19, 28-42 (14-23), 50-62 (22-20), 74-80 (24-18).

Árbitros: Emanuel Sánchez – Sebastián Giannino.

Estadio: Hernán Sagasti (Liniers).

Ver Planilla

Leonardo Quinteros

Nació en Bahía Blanca, el 4 de Diciembre de 1989. Estudiante avanzado en Técnico Superior en Periodismo Deportivo. En Gente de Básquet desde 2012.

View all contributions by Leonardo Quinteros

Similar articles